Grupo Gamma

Enfermedad intestinal inflamatoria ¿De qué se trata?
viernes 19 de enero de 2024

Enfermedad intestinal inflamatoria ¿De qué se trata?

Cuando hablamos de “Enfermedad intestinal inflamatoria” hay que mencionar diversos trastornos, que implican la inflamación de los tejidos del tracto digestivo por tiempo prolongado (es decir crónica).

Entre los distintos tipos de enfermedad intestinal inflamatoria se pueden mencionar, la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.

La Dra. Vanesa Pigatto, integrante de la Unidad de Enfermedad Intestinal Inflamatoria, Celíaca y Trastornos Asociados al Consumo de Gluten y Staff del Servicio de Gastroenterología y Videoendoscopia Digestiva de Grupo Gamma, explica cada una y por qué es importante diferenciarlas.


La primera gran diferencia que debemos conocer entre la enfermedad de Crohn (EC) y la colitis ulcerosa (UC) es que la EC puede afectar el sistema digestivo desde la boca del ano, mientras que en la UC la afectación se limita al colon o intestino grueso.

La Colitis ulcerosa, causa inflamación y úlceras en el recubrimiento del intestino grueso (colon) y el recto.

En cambio, la Enfermedad de Crohn, se caracteriza por la inflamación del recubrimiento del tracto digestivo, generalmente sus capas más profundas. La enfermedad de Crohn afecta con mayor frecuencia al intestino delgado. Sin embargo, también puede afectar al intestino grueso y, en raras ocasiones, al tracto gastrointestinal superior.

 ¿Los síntomas son similares?

Lo primero a destacar es que estas dos afecciones tienen muchas similitudes y a veces son difíciles de distinguir entre sí y varían según la intensidad de la inflamación y el lugar donde se desarrolla. Pueden ser de leves a severos. Es probable que existan períodos en los que la enfermedad está activa seguidos de períodos de remisión. 

Entre los signos y síntomas frecuentes de la enfermedad de Crohn y de la colitis ulcerosa se incluyen los siguientes:

  • Diarrea
  • Fatiga
  •  Hinchazón y dolor articular
  •  Dolor y cólicos abdominales
  •  Presencia de sangre en las heces
  •  Disminución del apetito
  •  Pérdida de peso involuntaria
  •  Úlcera o inflamación en los ojos
  • Drenaje de pus, moco o heces de la zona alrededor del recto o el ano (causado por algo llamado fístula)

¿Quiénes tienen mayor predisposición a tener una EII?

La enfermedad inflamatoria intestinal afecta a personas de todas las edades, pero por lo general comienza antes de los 30 años. Un número reducido de personas sufren su primer brote entre los 50 y los 70 años. 

Además, afecta a ambos sexos por igual. Y cabe destacar que los familiares de primer grado (madre, padre, hermana o hermano) de las personas con enfermedad inflamatoria intestinal tienen de 4 a 20 veces un mayor riesgo de desarrollar este trastorno.

Aunque la tendencia a darse en familiares es mucho mayor en la enfermedad de Crohn que en el caso de la colitis ulcerosa.

La causa de la enfermedad inflamatoria intestinal se desconoce, pero existen pruebas que sugieren que las bacterias normales del intestino desencadenan una reacción inmunitaria anormal en personas con predisposición genética. 

Diagnóstico.

El primer paso para poder llegar a un diagnóstico es realizar un análisis de sangre y de heces. Luego se programa una endoscopia con biopsia del tejido.

Siempre se tienen en cuenta otras posibles causas de síntomas abdominales similares, como el síndrome del intestino irritable, la colitis isquémica (que ocurre con más frecuencia en personas mayores de 50 años), el síndrome de malabsorción, incluyendo la enfermedad celíaca y ciertos trastornos ginecológicos en mujeres.

Además, el médico puede realizar pruebas de diagnóstico por la imagen, como radiografías, tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética nuclear (RMN), para descartar otros trastornos. Como así también a una endoscopia con videocápsula para evaluar el intestino de las personas con síntomas que sugieren enfermedad de Crohn.

 2 Datos importantes.

  1. La enfermedad inflamatoria intestinal aumenta el riesgo de cáncer en las áreas afectadas del intestino.
  2. En la actualidad no existe un tratamiento curativo de estas enfermedades, pero los medicamentos existentes permiten controlar los síntomas, evitar complicaciones y mejorar la calidad de vida.

Para concluir, la Dra. Vanesa Pigatto aconseja la visita al médico gastroenterólogo quien será el profesional indicado para brindar la información y el asesoramiento que el paciente necesita.

 

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Noticias relacionadas

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).