Hospital Privado de Rosario

En mayo de 2017 sumamos una séptima institución: nuestro Hospital Privado de Rosario (HPR).

El HPR es un hospital central de agudos que mejora el acceso a los servicios de salud de la población de Rosario y su amplia zona de influencia, por medio de la prestación de servicios polivalentes de alta y baja complejidad, con el histórico compromiso de Grupo Gamma vinculado a la calidad y seguridad asistencial.

La estructura y el diseño del HPR se ha desarrollado de acuerdo a las más exigentes normas internacionales (Joint Commission), y en su propuesta asistencial se destaca:

Servicios centrales: Diagnóstico por Imágenes de Alta Complejidad, Diagnóstico y Tratamiento Endovascular, Quimioterapia Oncológica y Diálisis.

Alta complejidad en Cardiología y Cirugía Cardiovascular, Neurología y Neurocirugía, Traumatología, Trasplantes, y Cirugía general.

Atención de urgencias y emergencias las 24 horas, con zona de triage y shock room, incluyendo la disponibilidad de un helipuerto para la recepción de pacientes.

HPR en números

17.000 metros cuadrados
11 Plantas
130 Camas iniciales (con potencial de expansión a 170)
5 Quirófanos con planta de esterilización
20 habitaciones de UTI y UCO, con sector de aislamiento para pacientes inmunodeprimidos
24 Consultorios
1 Auditorio para 100 personas
1 Triage para emergencias de alta complejidad las 24hs.
70 Cocheras
1 Helipuerto

Arquitectura con foco en el paciente y con responsabilidad ambiental

El diseño del nuevo hospital incorpora conceptos de “edificio sostenible” para el ahorro de recursos tales como agua y energía. Contará con sistemas de aire acondicionado y calefacción diseñados para tal fin, utilización de agua de lluvia para el uso de riego de jardines, patios internos que aportan gran cantidad de luz natural, uso de lámparas bajo consumo, ventanas de doble vidrio para disminuir el uso de aire acondicionado y calefacción, entre otros aspectos.

El HPR cuenta con los más modernos criterios arquitectónicos a nivel hospitalario los cuales priorizan circulaciones separadas para personal y público, residuos e insumos y demás circuitos que solo pueden ejecutarse en un hospital proyectado desde cero.