Hemorroides y problemas en la zona
miércoles 23 de enero de 2019

Hemorroides y problemas en la zona

Las consultas por hemorroides son frecuentes, pero ¿Qué otras enfermedades existen? El Dr. Fernando Francisquelo, integrante del Servicio de Coloproctología de Grupo Gamma, explica las distintas patologías de la región anal y sus diferencias.


“No todo lo que brilla es oro”, refiere un refrán y en la zona anal pasa exactamente lo mismo. Pero, ¿Por qué decimos esto? Este interrogante nos hace plantear varias situaciones a las que podemos enfrentarnos todos los seres humanos, sin distinción de sexo, raza ni edad.

Lo primero que debemos saber es que, en la región del ano existen muchas patologías que, para un ojo sin demasiada experiencia en el tema, todas pueden parecerse y confundirse. Obviamente, no todos los diagnósticos que podamos enfrentar tienen ni la misma forma de ser detectados ni las mismas formas de ser tratados. Muchas veces pueden, también, coexistir más de un problema a la vez y será necesario plantear tratamientos para cada caso en particular.

Entonces, ¿Qué se debe hacer ante la aparición de algún problema de la región anal? Primero, resumiremos las diferentes enfermedades que podemos encontrar:

Hemorroides

La enfermedad hemorroides es aquella patología que produce una dilatación tortuosa y patológica de las venas hemorroidales, encontradas en todos los seres humanos dentro del canal anal. Son, en una palabra, várices que aparecen en dicha región.

Las hemorroides tienen diferentes signos y síntomas que varían entre los distintos pacientes, pero por lo general, hay algunos de ellos que le son común a todos. Los cuales pueden ser: el prurito (picazón), la sensación de presentar un tanto de humedad de vez en cuando en la región, sentir un pequeño bulto que puede aparecer y desaparecer o a veces hasta permanecer constante. También puede haber sangrados intermitentes o diferentes tipos de sangrados.

Luego, existen otras patologías que forman parte de las complicaciones de dichas hemorroides, pero que al ser diferentes, el tratamiento deberá ajustarse a cada caso.

Trombosis hemorroidal

Esta patología es la formación de un trombo (coágulo) dentro de la propia vena previamente enferma (várice), que a veces incluso no teníamos noción de haber sufrido ese problema. Esto puede determinar un cuadro de pequeña tumoración duro elástica congestiva y amarronada que puede o no provocar ciertos síntomas. Tales, como: intensos dolores, molestias, ardor o simplemente sentir un latido o presión en dicha zona. Podrá evolucionar de diferentes maneras determinando cuadros diferentes.

Fluxión hemorroidal

Es cuando la enfermedad hemorrodial sufre pérdida de sostén del tejido venoso y las hemorroides internas se congestionan y salen hacia el exterior del ano, ocasionando dolor, edema y a veces áreas de gangrena. Puede o no doler, pero si hay problemas de irrigación sanguínea en el tejido, el cuadro es muy doloroso. Dependerá de cada caso en particular, pero en muchas ocasiones la resolución debe ser urgente.

Sangrado Hemorroidal

Las hemorroides pueden provocar habitualmente un sangrado que variará (como se dijo anteriormente) en los diferentes pacientes. Debemos saber que más del 90% de los casos de sangrado anal (sangre roja rutilante, postdefecatoria, la mayor de las veces de forma escasa tipo gotas o manchas) son productos de esta patología.

Más del 90% de los casos de sangrado anal son productos de las hemorroides.

No debemos alarmarnos, aunque sí se debe consultar para descartar otras enfermedades (que pueden ser de mayor gravedad). La anemia producida por este sangrado no es rara, pero no es lo más habitual. Muchas veces el sangrado se deberá considerar como una urgencia si es de mayor cantidad y no cede. Al ser las hemorroides una enfermedad muy frecuente, es habitual que cada tanto, un paciente presente anemia por este tipo de cuadro.

Abscesos y fístulas perianales

Este proceso patológico es un proceso que tiene una causa infecciosa. Nada tiene que ver con las hemorroides y muchas veces puede confundirse con una complicación hemorroidal.

El absceso es la manifestación dolorosa de una fístula. En la gran mayoría de los casos es la punta del iceberg de la enfermedad de base. Se trata de una colección de pus que, muchas veces, presenta: dolor intenso, sensación de opresión en el ano, calor en la zona, decaimiento y fiebre.

Esta enfermedad debe ser tratada de urgencia, tanto de forma quirúrgica como así también con tratamiento antibiótico. La fístula es la comunicación por un proceso bacteriano del conducto anal con el exterior, que presenta un trayecto de fibrosis. El cual, deberá ser tratado de forma quirúrgica para poder resolver definitivamente el cuadro. Las fístulas pueden variar entre pacientes y mucho.

La fístula es la comunicación por un proceso bacteriano del conducto anal con el exterior, que presenta un trayecto de fibrosis.

Fisura anal

Este cuadro es otro que genera diferentes intensidades de dolor, puede ser aguda o crónica y la presentación de la enfermedad es muy distinta dependiendo de esta última característica. Habitualmente algunos pacientes se acostumbran a convivir con este problema, teniendo en detrimento de su calidad de vida por las grandes molestias que ocasionan.

A veces, las fisuras agudas pueden ser tratadas con tratamientos médicos, que son muy distintos a los aplicados para las hemorroides, y teniendo en muchos casos respuestas incluso curativas. Es importante saber que en muchas ocasiones son tan diferentes los tratamientos de la fisura y las hemorroides, que las cremas para las últimas pueden incluso agravar el cuadro de la fisura. En las fisuras crónicas la mejor elección al tratamiento es el acto quirúrgico.

Además de todas estas patologías, existen otras enfermedades que no son las más frecuentes en las consultas médicas, pero que por supuesto son tan o más importantes de diagnosticar y tratar. Por eso, es fundamental en problemas de la región anal consultar con un cirujano coloproctólogo.

¡Y recordar que no todo problema en la zona anal debe ser adjudicado a las hemorroides!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).