Verrugas por HPV Perianal: la importancia de la prevención
viernes 24 de enero de 2020

Verrugas por HPV Perianal: la importancia de la prevención

El HPV puede manifestarse con lesiones verrucosas, que no generan síntomas, en la región del ano y perianal. ¿Cuáles son sus causas? El Dr. Fernando Francisquelo, integrante de los Servicios de Cirugía General y Coloproctología de Grupo Gamma, explica la importancia de la prevención de esta patología.


En las últimas décadas las enfermedades de transmisión sexual se han ido haciendo mucho más frecuentes entre los jóvenes de nuestro país. La agresividad que tiene el germen de producir contagio y/o enfermedad es muy alta, por lo que el contagio es muy probable sino se acentúan los cuidados para prevenirlo.

El virus del papiloma humano, o HPV es un virus que cuenta con más de 100 formas diferentes (cepas) de presentación, a las cuales podemos dividirlas entre no oncogénicas y oncogénicas.

El virus del papiloma humano, o HPV es un virus que cuenta con más de 100 formas diferentes (cepas) de presentación.

Y, ¿qué significa esto? Un virus oncogénico es aquel que puede producir una enfermedad que con su progresión puede generar un cáncer. Su prevalencia es altísima en nuestro país, y según datos del Ministerio de Salud, 9 de cada 10 personas de entre 15 y 30 años se contagiarán alguna vez con este virus. Es por eso que en el 2011 el Gobierno de la Nación, declaró a la vacuna para el HPV como dentro de las obligatorias del calendario.

Según datos del Ministerio de Salud, 9 de cada 10 personas se contagiarán alguna vez con este virus. Es por eso que el Gobierno de la Nación, declaró a la vacuna para el HPV como dentro de las obligatorias del calendario.

La forma de presentación de este virus una vez que ingresa al organismo puede ser de diferentes formas, desde sus formas asintomáticas hasta grandes lesiones sangrantes. Puede manifestarse en cualquier región sexualmente activa, desde manifestaciones genitales o perigenitales, anales o endoanales y a nivel de la cavidad oral, lo que provocó en los últimos años el gran aumento de cáncer de ano, cervix (cuello de útero), y de cavidad oral. Llegando a ser de 530.000 casos en el mundo de cáncer de cervix y más de 30.000 cánceres anales repartido entre hombre y mujeres llegando hoy en día a una proporción de 1 a 1. 25.000 casos de cáncer de orofaringe (cavidad oral) siendo mayor en hombres que en mujeres. Éstos dos últimos aumentando un 500% de casos en los últimos 15 años en relación a los 15 años anteriores.

La forma de presentación de este virus una vez que ingresa al organismo puede ser de diferentes formas, desde sus formas asintomáticas hasta grandes lesiones sangrantes.

Entonces, estas cifras alarman y es por eso que es muy importante una temprana detección del problema.

Desde el Servicio de Coloproctología de Grupo Gamma informamos entonces sobre el HPV perianal. Problemática que se manifiesta en la región del ano y región perianal y que también puede verse afectado el conducto anal y el recto medio, que son las ultimas porciones del intestino grueso.

La forma más común de presentación es aquella que se manifiesta con lesiones verrucosas, que inicialmente son de milímetros, únicas o múltiples, que no generan síntomas. Las lesiones a veces son tan pequeñas que resulta difícil de identificarlas. Generalmente no dan ningún tipo de síntoma aunque pueden ser sangrantes cuando el tamaño se vuelve considerable o dolorosa cuando estas se lastiman. Cuando las lesiones se encuentran por dentro del ano, son las lesiones más difíciles de identificar y las que más problemas pueden ocasionar porque en el examen médico de rutina suelen pasar desapercibidas.

¿Y entonces? Estamos así ante una problemática porque no solo la ausencia de síntomas retrasa las consultas, sino que también, el pudor que genera la enfermedad hace que el paciente no consulte por posible vergüenza.

El HPV perianal se manifiesta en la región del ano y región perianal, también puede verse afectado el conducto anal y el recto medio, que son las ultimas porciones del intestino grueso.

Por tanto, los controles periódicos siempre deben ser un arma para luchar contra esta infección. Debemos, a pesar de ya presentar el problema, continuar cuidándonos, no sólo para evitar el contagio a la persona con la que se comparten relaciones sexuales, sino también para prevenir el contagio con otras cepas a las que nunca estuvimos en contacto. Por ejemplo, para que se logre entender mejor, puede ser que una persona tenga verrugas perianales y que el tipo de virus que las ocasiona sea la cepa numero 6 u 11 (responsables del 90% de las verrugas), cepas NO oncogénicas, y que luego de una relación con alguna pareja nueva, el mismo paciente se contagie con el HPV cepa 16 o 18 (responsables del 95% de los casos de cáncer anal)  o sea una cepa Oncogénica.

Existen diferentes formas de estudiar al paciente y evaluar la enfermedad. Dependiendo de las diferentes manifestaciones deberán tomarse los recaudos para no pasar esta problemática por alto.

Es una enfermedad que no tiene cura, ya que, como todos los virus, una vez que entran al organismo, persisten en él por tiempo indeterminado provocando a veces muchas manifestaciones, o en gran parte de los casos, siendo asintomático. No hay medicación con la que lo podamos tratar y es por todo esto, que la prevención se vuelve de extrema necesidad para frenar los contagios múltiples, evitar la infección con más de una cepa, prevenir males mayores y extremar los cuidados cuando ya hemos estado expuestos al germen. Es de suma importancia saber que no solo la penetración es motivo de contagio, y se cree que el 80% de las infecciones se producen en el “juego previo” a la relación sexual propiamente dicha. A veces inclusive, el preservativo puede no servir para evitar el contagio, ya que muchas lesiones con poder de transmisión se encuentran fuera del mismo. Pero hoy en día es con lo único que contamos para disminuir en gran porcentaje las posibilidades de contagiarnos sino estamos vacunados.

La prevención se vuelve de extrema necesidad para frenar los contagios múltiples, evitar la infección con más de una cepa, prevenir males mayores y extremar los cuidados cuando ya hemos estado expuestos al germen.

Ante cualquier factor de riesgo, lo mejor es hacer una consulta con el Infectólogo y el Cirujano Coloproctólogo.

Un comentario

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).