Blog de Salud

Medicina Reproductiva: ¿Cuándo ir a la consulta?
jueves 11 de febrero de 2016

Medicina Reproductiva: ¿Cuándo ir a la consulta?

Después de un año de búsqueda del embarazo para mujeres menores de 35 años y luego de 6 meses para aquellas mayores de 35 años, se recomienda consultar con especialistas en Medicina Reproductiva. Entrevistamos a la Dra. Viviana Ventura, Jefa del Servicio de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma, quien nos explicó las causas más frecuentes de infertilidad y las características de los tratamientos.


Te acercamos la segunda parte de esta entrevista, en la primera desarrollamos las características principales del Servicio de Grupo Gamma.

¿Cuándo acudir a un Servicio de Medicina Reproductiva?

Nosotros recomendamos acudir a la consulta a todas las personas que presenten dificultad reproductiva. Cuando la mujer tiene por debajo de 35 años, debe ir a la consulta después de un año de búsqueda reglada de embarazo y no habiéndolo logrado. Por encima de los 35 años, por una cuestión de agotamiento de nuestra reserva ovárica, recomendamos acortar esa consulta a 6 meses. Es decir,  si la mujer tiene más de 35 años y con su pareja han pasado 6 meses buscando el embarazo y no lo han logrado recomendamos concurrir a la consulta en ese momento. En esa primera consulta, se empieza a buscar el diagnóstico y, si es posible, recomendamos que concurran ambos. Ya que tanto la patología femenina como masculina es frecuente y cada uno agrega un porcentaje de patología en la pareja. Excepto en los casos de parejas uniparentales, en los que solamente vendrá la persona que presente esta patología.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de infertilidad tanto en el hombre como en la mujer?

Las causas más frecuentes están dadas por el factor tuboperitoneal. Es decir, los trastornos a nivel de las trompas de Falopio en las pacientes y los factores masculinos.

En general, las causas se presentan en simultáneo en muchas de las parejas, por eso es importante que ambos asistan a la consulta. En el caso de nuestro Servicio, contamos con un especialista en andrología para que asista el hombre y toda la patología ginecológica estará de la mano del ginecólogo que asistará a la mujer.

Recordemos que tanto hombres como mujeres pueden estar afectados por patologías reproductivas y se pueden presentar a todo lo largo de la vida. Además, es independiente por ejemplo de haber logrado un embarazo hace un año. Esto no significa que no se pueda plantear una patología reproductiva a futuro, con lo cual aconsejamos que se acerquen a la consulta si eso sucede.

Es importante aclarar que es más frecuente, por una situación social, que la mujer quiera ser madre por encima de los 35 años.  En estos casos es probable el agotamiento de la reserva ovárica. Por lo cual, recomendamos a toda mujer mayor de 35 años, que no ha tenido pareja o no tiene todavía como objetivo ser madre, que esté en contacto con un Centro de Fertilidad, para poder acceder a la criopreservación de sus ovocitos y no tener que precisar una ovodonación en el futuro.

“Las técnicas de Alta Complejidad tienen un porcentaje de éxito del 35 al 42 %(…)”

¿Cuáles son los estudios básicos que se realizan a partir de la primera consulta?

Para una pareja que presenta trastornos de fertilidad los primeros estudios que se pueden cumplimentar, dentro de un ciclo menstrual, son estudios básicos. Fundamentalmente son: el estudio hormonal, el espermograma para el hombre y la evaluación ecográfica y radiológica de las trompas y del útero de la mujer. De esta manera, los diagnósticos que hacemos básicamente se pueden realizar en un total de 30 días, no son estudios complejos y están al acceso de todo tipo de paciente y cobertura de las obras sociales, obviamente.

¿Qué tratamientos existen?

Las técnicas de tratamiento pueden ser de Baja o de Alta Complejidad, no todos los pacientes hacen tratamientos de Alta Complejidad. Estas técnicas de Alta Complejidad, hoy en día, tienen un porcentaje de éxito de alrededor del 35 al 42 %, pero por supuesto dependerá del diagnóstico hacia adonde inclinamos la balanza, si hacia una técnica u otra. Incluso, hay pacientes que no necesitan tratamiento y con el simple diagnóstico o acercarse a la consulta pueden resolver diferentes situaciones.

Los tratamientos de Baja Complejidad son más frecuentes en la mujer por debajo de los 35 años, nosotros tratamos de agotar las instancias de la Baja Complejidad antes de acceder a la Alta. De por sí no son complicados, sí son tratamientos que implican un control exhaustivo durante 12 días, que es el periodo ovulatorio, en los cuales nosotros hacemos ecografías y laboratorios hormonales más seguido, pero no generan ningún tipo de complicación. Son más frecuentes, y tratamos de que así lo sean, los tratamientos de baja complejidad. Pero si es necesario pasamos a tratamientos de Alta Complejidad como  la fertilización in vitro o el ICSI, que tienen un porcentaje de éxito alrededor del 35 al 42 % globalmente, analizándolo en todas las parejas. El ICSI es un método que fue creado, fundamentalmente, para sortear la patología masculina y se centra en el momento en que el espermatozoide intenta fertilizar el óvulo y tiene alguna dificultad. Su nombre es por la sigla en inglés y significa Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides. A través de un microscopio, con un micromanipulador, se intenta introducir el espermatozoide dentro del ovocito y lograr la fertilización posterior. Por su lado, la fecundación in vitro es poner en cultivo los ovocitos recuperados en la mujer, con el semen mejorado del hombre y dejamos que la fertilización ocurra de forma espontánea.

“Las pacientes oncológicas pueden acceder a la vitrificación de sus óvulos previo al tratamiento(…)”

Si no tenemos resultados en el primer intento, ¿qué podemos hacer?Cuándo acudir a la consulta

Todos estos tratamientos pueden ser realizados en sucesivas oportunidades, de acuerdo al resultado. En general, en un tratamiento de Alta Complejidad,  podemos encontrarnos ante la situación de un excedente de embriones que pueden ser criopreservados. Esa criopreservación permite que, en el futuro, puedan descongelarse o desvitrificarse esos embriones y transferirse, en lo que se llama una transferencia diferida, en un endometrio preparado a tales fines.

¿En qué situaciones se puede acceder a la Vitrificación de Óvulos?

La vitrificación de óvulos es una técnica que estamos utilizando últimamente y que recomendamos a toda mujer que llega a los 35 años y no tiene como objetivo, todavía, ser madre o se encuentra sin pareja. Esta técnica requiere que la mujer estimule su ovulación y, a través de la recuperación ovocitaria y de la ecografía, obtenemos esos ovocitos y posteriormente los vitrificamos. Esta técnica no solamente se utiliza en esas situaciones, sino que también es una técnica muy utilizada en pacientes oncológicas. Aquellas pacientes que actualmente se enfrentan a un tratamiento oncológico, como una quimioterapia, una radioterapia o una práctica quirúrgica extensiva, pueden acceder a la vitrificación de sus óvulos de forma previa, antes de pasar por estos tratamientos de manera de preservar su capacidad reproductiva. Además de la vitrificación, poseemos la posibilidad de criopreservar tejido ovárico, muchas veces en cirugías ováricas muy extendidas u otro tipo de cirugías tomamos un trozo de tejido ovárico y lo podemos vitrificar.

Ante cualquier inquietud sugerimos asistir a la consulta con nuestros profesionales del Servicio de Medicina Reproductiva.

Compartí

Temas
2 comentarios
  1. lorena dijo:

    quisiera poder tener mas informacion al respecto por ejemplo yo quiero ser madre soltera mi obra social es IAPOS que tengo que hacer, mi edad es 42 y no quiero esperar mas, nunca probe tener hijos como podria tener una consulta para sacarme dudas posibilidades etc., espero respuesta, gracias

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).