Virus del papiloma humano (HPV), la epidemia del siglo XXI
martes 28 de julio de 2020

Virus del papiloma humano (HPV), la epidemia del siglo XXI

El virus del papiloma humano (HPV) es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente, la verdadera epidemia del siglo XXI.  El Dr. Diego Degiovanni, integrante del Servicio de Urología y de la Unidad de Piso Pelviano, informa sobre el diagnóstico y tratamiento de esta patología.


El virus del papiloma humano (HPV) tiene una alta incidencia en la población sexualmente activa, donde se calcula que el 80% ha tenido contacto con el virus. Existen más de 150 tipos de HPV y más de 40 que se transmiten por vía sexual, de los cuales algunos son de alto riesgo y otros de bajo riesgo cancerígeno. Está relacionado con el desarrollo de cáncer de cuello uterino en mujeres, además de poder desarrollar cáncer de pene, ano, garganta y boca en el hombre.

Existen factores de riesgo como un elevado número de parejas sexuales, el no uso del preservativo, una deficiencia en el sistema inmunológico, el tabaco y el inicio temprano de las relaciones sexuales. Puede tener un período de incubación hasta su manifestación o diagnóstico de varios meses o incluso años.

Generalmente se presenta en forma de verrugas o lesiones genitales que pueden aparecer en la zona del pene, escroto, ingle y pubis, aunque muchas veces el hombre puede ser un portador y transmisor de la enfermedad sin presentar estas manifestaciones clínicas.

El diagnóstico se realiza mediante una penescopía, que es mirar con una lupa la zona afectada previa colocación de sustancias HPV sensibles o con una prueba de laboratorio analizando las lesiones o con hisopados de las mismas.

El tratamiento consiste en eliminar las verrugas o condilomas mediante el uso de soluciones tópicas o la extracción de las mismas en consultorio a través de variadas técnicas. Uno puede hacer desaparecer las lesiones, pero no puede hacer desaparecer al virus, el cuál será controlado con el paso del tiempo por el sistema inmune.

Es necesario realizar un trabajo en equipo con el ginecólogo y/o el proctólogo para que de forma multidisciplinaria pueda tener el paciente y su pareja la mejor solución a su problema. Existen dos tipos de vacunas que pueden participar en la prevención o en el tratamiento de la enfermedad y que se encuentran disponibles en nuestro medio.

La prevención y el diagnóstico precoz hacen que esta sea una enfermedad controlable y sin complicaciones. Creemos muy importante el autoexamen y la consulta con el urólogo para evacuar las dudas que surjan de este.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).