Vejiga Hiperactiva: Diagnóstico y tratamientos
miércoles 15 de agosto de 2018

Vejiga Hiperactiva: Diagnóstico y tratamientos

La vejiga hiperactiva es una de las patologías más frecuente atendida por la Unidad de Piso Pelviano de Grupo Gamma, la primera de Rosario y la región. El Dr. Pablo Piacentini, miembro de la Unidad y del Servicio de Ginecología, explica sus causas, diagnóstico y tratamientos disponibles.


La vejiga hiperactiva (VHA) es un conjunto de signos y síntomas que se caracterizan por: generar deseo repentino de orinar (urgencia miccional), despertar muy seguido de noche para orinar (nocturia) y aumento del número de micciones diarias (frecuencia miccional aumentada). Además, puede estar acompañado por la incontinencia de orina.

Es una afección frecuente en hombres y mujeres, principalmente a partir de los cincuenta años. Normalmente, trae aparejado un empeoramiento en la calidad de vida, restricción social, problemas higiénicos, disminución del estado de ánimo y malestar. Además de otros problemas, como: depresión, caídas (generando fracturas) y mayor tasa de admisión en geriátricos.

“La vejiga hiperactiva es frecuente en hombres y mujeres, principalmente a partir de los cincuenta años.”

La vejiga hiperactiva constituye un importante problema de salud. Sin embargo, menos del 50 % de los pacientes buscan atención médica y debajo del 10 % sigue la consulta. En general, la tasa de cumplimiento del tratamiento es baja. Por la poca efectividad del tratamiento farmacológico asilado, muchos abandonan.

Las causas del VHA pueden ser diversas y se dividen en dos grandes grupos:

• El primero, y menos común, acompañando alguna enfermedad neurológica, como: Parkinson, esclerosis múltiple, lesiones en la medula espinal o como secuela de cirugías sobre la columna vertebral o cirugías pelvianas.

• El segundo grupo, está asociado a algunos trastornos locales en la vía urinaria (uretra o vejiga) o de causa desconocida (idiopática).

“La vejiga hiperactiva trae aparejado un empeoramiento en la calidad de vida, restricción social, problemas higiénicos, disminución del estado de ánimo y malestar.”

En cuanto al diagnóstico, es relativamente sencillo ya que se basa en los síntomas que el paciente refiere y algunas pruebas funcionales básicas.

El tratamiento para la vejiga hiperactiva debe ser abordado de manera integral. Permitiendo evaluar los cambios de hábitos, medicación que recibe el paciente, estado hormonal (en el caso de las mujeres) y las medidas higiénico-dietéticas. El tratamiento farmacológico solo es una pata del mismo. También, puede incluir ejercicios de rehabilitación de los músculos del piso pelviano e incluso, en algunos casos, con dispositivos de neuroestimulación o cirugía mini-invasiva.

En patologías propias del piso pelviano resulta fundamental un abordaje integral y multidisciplinario por médicos especializados.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).