Blog de salud • Salud general

Síndrome del túnel carpiano

Usted está escribiendo, hablando por teléfono, leyendo, conduciendo o realizando alguna manualidad y sufre una molestia, dolor, calambre o alteración de la sensibilidad en la mano, que se puede irradiar al antebrazo o a los dedos. ¿Suele incrementarse por las noches y con el frío? Podría estar sufriendo un síndrome del túnel carpiano.

 

¿De qué se trata?

El Síndrome del Túnel Carpiano es una afección del nervio mediano que se encuentra en la muñeca, causado por un aumento de la presión dentro del compartimiento.

El Túnel Carpiano es un espacio formado por los huesos de la muñeca (piso) y el Ligamento Carpiano (techo) y es por donde pasan 9 tendones flexores y el nervio mediano. Cuando la presión del túnel se eleva, altera la función del nervio mediano produciendo síntomas como dolor, adormecimiento y sensación de electricidad.

 

¿Qué lo causa?

El aumento de peso, embarazo, alteraciones hormonales (hipotiroidismo, diabetes, menopausia), tenosinovitis, secuela de fracturas, artritis, uso repetitivo en tareas pesadas, entre otras, estarían relacionadas con el Síndrome del Túnel Carpiano. Generalmente la causa es desconocida y es 7 veces más frecuente en la mujer que en el hombre.

 

Síndrome de Túnel Carpiano - Grupo Gamma

 

¿Cuáles son los síntomas?

Se manifiestan gradualmente con sensación de calambre o entumecimiento, sensación de electricidad y dolor en la mano. Principalmente en el dedo pulgar, índice y/o mayor. Los pacientes refieren una necesidad de “sacudir” la mano para recuperar la sensibilidad.

Con el correr del tiempo los síntomas de cronicidad llevarían a la pérdida de la sensibilidad y atrofia de los músculos de la base del pulgar.

 

¿Cómo se diagnostica?

El examen físico completo de los dedos, manos, codos, hombros y el cuello es fundamental.

Existen pruebas específicas como el Signo de Tinel, que es positiva cuando el médico golpea ligeramente el nervio mediano en la muñeca y el paciente sufre una descarga eléctrica o dolor. Otra prueba es el Signo de Phalen, ante la flexión forzada de la muñeca durante 40 segundos se repiten los síntomas del síndrome del túnel carpiano.

El electromiograma (EMG) es un estudio que sirve para evaluar la función de los distintos nervios. Se realiza con agujas o electrodos, y mediante impulsos de electricidad se evalúa cómo funciona el nervio.

 

¿Cuáles son los tratamientos?

Las férulas de inmovilización nocturna, medicamentos antiinflamatorios, kinesiología, ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, pérdida del 10 % del peso y programas de  ergonomía podrían aliviar los síntomas.

El tratamiento quirúrgico del Síndrome del túnel carpiano se indica cuando luego de los 6 meses de tratamiento conservador persisten o aumentan los síntomas. Es un procedimiento frecuente que se realiza con anestesia local y no requiere hospitalización.

El objetivo de la cirugía es agrandar el túnel carpiano para disminuir la presión sobre el nervio mediano. Se secciona el ligamento transverso del carpo.

Los síntomas pueden aliviar inmediatamente luego de la cirugía aunque la recuperación completa puede tomar meses. Luego, la recurrencia de la patología es inusual

 

Myriad