¿Cómo prevenir la osteoporosis?
lunes 22 de octubre de 2018

¿Cómo prevenir la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa y su principal síntoma es la fractura. El Dr. Ernesto Delgado, Jefe del Servicio de Densitometría de Grupo Gamma, explica las principales medidas a tomar para prevenir.


La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por la pérdida de masa ósea y arquitectura del hueso. Los puentes, que unen por dentro el hueso, se ponen más finos y, hasta, se cortan.

Primero se localiza la pérdida en la columna lumbar y luego en cadera. La importancia de la prevención radica, principalmente, en evitar la fractura de cadera. Se considera de gravedad porque el 15% de los pacientes, fallece dentro del año que se produjo. Este dato preocupa y conduce a implementar la medicina preventiva. Las misma, implica no solo detectar la pérdida de masa ósea sino cuidarla.

La importancia de la prevención radica, principalmente, en evitar la fractura de cadera.

Para eso, resulta importante establecer conductas dietéticas y hábitos desde antes del nacimiento. Ya que,el recién nacido nace con una masa ósea que tiene aproximadamente 30 gramos de calcio (aportados por la madre). Por tal motivo, es preciso controlar que la paciente embarazada tenga acceso a una alimentación completa, sobre todo rica en calcio.

En caso de los embarazos de mellizos, la mujer debe consumir el doble de calcio. De lo contrario, si no lo consume, aporta el calcio de sus huesos. Lo cual, significa el riesgo de una importante descalcificación y fracturas.

Habitualmente, ¿Quiénes padecen de osteoporosis?

Para prevenir esta enfermedad, también, es sumamente importante conocer los factores de riesgo.

• No prevenibles: Raza Blanca, baja estatura, sexo femenino, menopausia precoz.

• Prevenibles: Lactancia prolongada (aumentando ingesta de calcio), sedentarismo, tabaco, alcohol, enfermedades metabólicas (diabetes, hipotiroidismo), consumo de corticoides, amenorrea prolongada (falta de menstruación).

¿Cómo se diagnostica?

Desde el punto de vista clínico, en base a los factores de riesgo se sospecha el diagnóstico en cada paciente. Pero la confirmación y seguimiento de la osteoporosis fue establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1994 por medio de la Densitometría Ósea. Este estudio, permite medir la masa ósea (en números) y permite el seguimiento de la paciente. El procedimiento no requiere preparación previa, es indoloro y rápido.

La Densitometría Ósea mide la masa ósea y permite el seguimiento de la paciente.

Los tests bioquímicos, también, son útiles para monitorear la eficacia del tratamiento una vez implementado.

¿Cuál es la mejor forma de prevenir?

Para prevenir la osteoporosis, existen tres factores claves a tener en cuentas: dieta rica en calcio, vitamina D y el ejercicio.

Dieta rica en calcio

El calcio, principalmente es aportado por: lácteos, semillas y verduras. Dentro del primer grupo, el yogurt es una de las principales fuentes. Su calidad proporcionada por la fermentación produce bacterias beneficiosas para la flora intestinal, facilitando así la absorción del calcio. Luego, los quesos semiblandos (como Edam, Gouda). Si bien cuanto más duro es el queso, más calcio tiene, pero también cuenta con más sal y grasa. Por último, la leche si es descremada más calcio tiene.

En cuanto a las semillas, el sésamo integral (de color negro) es la que más calcio aportar y puede consumirse solo o agregarlo en ensaladas o postres. También, la almendra, de los frutos secos, es la que más calcio ofrece y que menos calorías posee. Por eso mismo, se recomienda el consumo de entre cinco y quince unidades por día.

Entre las verduras, de elección son las coles (repollo, repollo de Bruselas, brócoli).

Los requerimientos de consumo diario de calcio varían según la edad del paciente y el estado en que se encuentre o actividad que realiza. Pero se estima:

• Niños promedio 800 mg diarios.

• Adolescentes entre 1.200 mg y 1.500 mg.

• Adultos 1.000 a 1.200 diarios.

• Embarazada: 1.500 mg diarios. En caso de embarazo gemelar o múltiple, la dosis aumenta.

No obstante, los deportistas de alto nivel requieren adecuación de estos valores.

Vitamina D

La vitamina D es otro pilar fundamental para la prevención de la osteoporosis y de otras enfermedades como: diabetes, esclerosis múltiple, distintos tipos de cáncer, depresión, entre otras.

La fuente de adquisición es a través del sol, pero actualmente se sabe que los protectores solares mayores al factor ocho ya no activan la vitamina D. Además, según la latitud donde uno vive, la incidencia del rayo solar activa muy poco la vitamina D y esto ocurre en horarios de sol pico. Generalmente, no se recomienda tomar sol en esas horas para prevenir el cáncer de piel, pero con solo exponerse 15 minutos ya se activa la vitamina D.

A partir de los 50 años, aproximadamente, aparece una atrofia natural en la piel, con lo cual ya no se activa en forma adecuada la vitamina D. Por eso mismo, son necesarios los suplementos. Aunque uno realice una excelente dieta con alimentos que contengan esta vitamina, solo alcanza a incorporar el 10 % de lo que se requiere en el día.

Actualmente, se conocen los requerimientos extras en embarazadas, en pacientes que desean el embarazo, en niños y en las distintas etapas, para disminuir enfermedades con el solo aporte de esta vitamina.

Ejercicio

Para prevenir la osteoporosis, el tercer complemento es el ejercicio. El movimiento va a producir la entrada de calcio al hueso, porque se les indica a los músculos y huesos que se pongan fuertes.

El movimiento va a producir la entrada de calcio al hueso, porque se les indica a los músculos y huesos que se pongan fuertes.

En cuanto a la actividad física, desde la Sociedad Internacional de Osteoporosis se recomienda el Tai Chi. El mismo, no solo aumenta la masa ósea, si no que nos indica donde esta nuestro eje corporal. En caso de tropezar, hace que inmediatamente recuperemos la postura y evita caídas.

Vale aclarar que la natación es excelente para nuestras articulaciones, pero no así para el hueso. Al flotar, mandamos un mensaje al cuerpo de que no se necesita hueso fuerte. Por eso, incluso los nadadores profesionales, complementan la actividad con pesas.

Por último, no resulta menor mantener un estado de salud mental. Está estudiado y comprobado que el estrés, la depresión, los desórdenes de sueño y otras enfermedades conllevan a producir sustancias inflamatorias en nuestro organismo, las cuales, afectan hasta el hueso.

Un comentario
  1. María Inés Carena dijo:

    Muchas gracias por todas las informaciones tan importantes para toda la familia!!!!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).