Manometría esofágica de alta resolución
jueves 16 de julio de 2020

Manometría esofágica de alta resolución

La manometría esofágica de alta resolución es una prueba diagnóstica que sirve para valorar la función motora del esófago y sus esfínteres. El  Dr. Gabriel Solzi, integrante del Servicio de Gastroenterología y Videoendoscopía Digestiva de Grupo Gamma, brinda información sobre el procedimiento.


Se trata de una variante de la manometría convencional, que se caracteriza por la realización del estudio a través de una sonda muy fina introducidadesde la nariz hacia el estómago, con 24 puntos de registro simultáneos, donde se valora tanto la capacidad contráctil del cuerpo esofágico durante la deglución, como el tono del esfínter esofágico inferior.

Este estudio supera a la manometría esofágica convencional tanto en los aspectos técnicos y metodológicos como en la eficiencia diagnóstica, identificando alteraciones importantes no detectadas por ésta.

La manometría esofágica se recomienda para las siguientes evaluaciones:

  • Disfagia.
  • Reflujo gastroesofágico que no responde a tratamiento médico.
  • Momento previo a la cirugía bariátrica o anti-reflujo, para conocer la función de la barrera esófago gástrica y peristalsis, guiando el tipo de cirugía a elegir según contractibilidad y reserva motora.
  • Dolor torácico no cardíaco.
  • Enfermedades sistémicas que afectan musculo liso (esclerodermia).

En la manometría esofágica de alta resolución se estudia simultáneamente todo el esófago, evaluando la contracción en una variable de Tiempo, Distancia y Presión (PTD) que nos brindaun diagnóstico más preciso y confiable de los trastornos de la motilidad esofágica que la manometría convencional. Esta última utiliza sensores de presión separados por 5 cm y se analiza como trazados de líneas.

Desde su introducción en la investigación y en la práctica clínica hace aproximadamente una década, se ha logrado la identificación de fenotipos clínicos distintos de los trastornos motores esofágicos, asociados al uso de isobaras de color que permiten una mejor visualización gráfica.

El desarrollo de los catéteres de alta resolución y de un software que presenta los trazados con códigos de color y segmentos de presión, ha revolucionado el método de evaluación diagnóstica de los trastornos motores esofágicos. Existen grandes ventajas al comparar estos resultados con los obtenidos por estudios de manometría convencional.

El estudio se basa en tres aspectos:

  • Aumento del número de puntos de registro que pasan de 6 a 24.
  • Representación topográfica de la presión esofágica.
  • Mayor número de herramientas informáticas que permiten cálculos más precisos y complejos.

Estos avances se traducen en un estudio más breve con valoración integral y simultanea de la actividad motora del cuerpo esofágico y esfínteres, con representación más intuitiva y fácil de interpretar, además de medidas de mayor precisión.

  • Idealmente se debe indicar al paciente mantener un ayuno de 8 horas y suspender 3 días antes la medicación, que puede afectar la motilidad.

Luego de la calibración del catéter y la aplicación de un anestésico tópico en la nariz del paciente, el catéter se coloca de forma transnasal con los sensores de presión, que abarcan una longitud que se extiende desde la hipofaringe-a través del esófago- hasta entre 3 a 5 cm dentro del estómago.

Tras un breve período que permita la aclimatación del paciente, se puede obtener una línea de base de presiones de reposo durante aproximadamente 30 segundos de respiración sin ingestión.

En la actualidad la Clasificación de Chicago es una herramienta de análisis de los diferentes trastornos motores esofágicos, que se basa en el estudio de 10 tragos de líquido (5 ml de agua) donde se evalúa la reserva peristáltica con varias degluciones rápidas repetidas.

Su utilidad en relación a la manometría convencional se ve reflejada en estos puntos:

  • Su capacidad de subcategorizar la acalasia que se correlaciona con la respuesta al tratamiento, facilitando un tratamiento personalizado.
  • En los casos de motilidad esofágica inefectiva permite conocer si los trastornos se deben a desordenes de obstrucción al tracto de salida o de peristalsis del cuerpo.
  • Para las cirugías de esófago, el conocimiento del real funcionamiento esofágico permite diagramar el tipo de cirugía a realizar.

Hoy por hoy, la Manometría Esofágica de Alta Resolución es el estándar de oro para diagnosticar y evaluar los trastornos de la motilidad esofágica, con una visualización clara del cuerpo y esfínteres, y mejorando la interpretación de la función motora esofágica.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).