Blog de Salud

Martes 13 de Marzo de 2012

Apneas del sueño y acciones vitales

Departamento Marketing - Grupo Gamma

Compartí

El síndrome de apneas en el sueño (SAS)  es un problema de salud pública, debido a su elevada prevalencia y a las complicaciones que produce. Este cuadro se caracteriza por el colapso repetido de la vía aérea superior durante el sueño que produce menor oxigenación y fragmentación del sueño nocturno causando somnolencia diurna, disminución del nivel de alerta y deterioro cognitivo.

La frecuencia de SAS es elevada, afectando al 4% de los varones y al 2% de las mujeres entre 30 y 60 años de edad. Este porcentaje aumenta notablemente con la edad y otros factores de riesgo como obesidad, hipertensión arterial, diabetes, alteraciones craneofaciales, etc.

El paciente con un SAS produce, mientras duerme, una secuencia de acontecimientos que se repiten cientos de veces a lo largo de la noche. Con el inicio del sueño se produce el ronquido, expresión del extrechamiento de la faringe, generado por la vibración de las partes blandas de la vía aérea superior. El ronquido se hace cada vez más sonoro por el incremento de la actividad de los músculos respiratorios que tratan de vencer esa dificultad al paso del aire. En un momento se produce el colapso y genera una apnea (pausa respiratoria) que termina luego de unos segundos con un ronquido estertoroso que refleja el restablecimiento del flujo aéreo; el sueño se recupera y se reinicia un nuevo ciclo.

Las apneas son responsables de complicaciones cardiovasculares y vasculocerebrales, con hiperventilación, arritmias y muerte súbita nocturna inexplicable. Puede generar otros síntomas como cefalea matinal, disminución de la libido y aumento de la emisión de orina durante la noche.

La reiteración de breves despertares al final de cada apnea da lugar a una disfunción cerebral, a la fragmentación del sueño, a la pérdida del sueño profundo y aumento de movimientos en la cama. A su vez la disfunción cerebral, la fragmentación de sueño y la pérdida del sueño profundo generan excesiva somnolencia diurna, causa frecuente de accidentes laborales y de tránsito.

Algunos factores de riesgo son la obesidad, hipertensión arterial, diabetes y/o alteraciones craneofaciales

Debe sospecharse la existencia de un SAS cuando en la historia clínica estén presentes al menos tres de los síntomas fundamentales:

  • somnolencia diurna
  • ronquidos
  • pausas respiratorias referidas por quien comparte el dormitorio.
  • la obesidad y volumen de masa corporal aumentado con circunferencia abdominal y de cuellos superiores a la media.

La polisomnografía nocturna (PSG) es el examen complementario que permite un diagnóstico de certeza y además cuantificar la severidad del problema.

Polisomnografia. Grupo Gamma

Polisomnografía

Con un tratamiento adecuado se logran resultados satisfactorios rápidamente. Las opciones terapeúticas son variadas, a saber:

  1. Medidas higiénico-dietéticas
  2. Dispositivos orales
  3. Intervenciones quirúrgicas sobre la vía aérea superior y máxilo-facial, en ciertos casos
  4. CPAP nasal (administración de aire con presión positiva continua a través de una mascarilla nasal)

 

Reiterados estudios comparativos han demostrado una mayor incidencia (mayor al doble) de accidentes en personas con apneas en el sueño, respecto a aquellas sin apneas del sueño.

La importancia del conocimiento e identificación del SAS viene determinada por su elevada prevalencia y las graves complicaciones que genera. Es necesario un correcto diagnóstico y tratamiento para prevenir el riesgo de accidentes en lo inmediato, y reducir a su mínima expresión los factores de riesgo cardiovascular.

 


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).