lunes 14 de mayo de 2012

Panza llena, corazón enfermo

Departamento Marketing - Grupo Gamma

La hipertensión arterial (HTA) es uno de los males más comunes que aquejan a millones de personas en todo el mundo, más aún cuando existe una enfermedad de base como la obesidad. Por eso es necesario conocer qué es la hipertensión arterial asociada al sobrepeso.

Ambas son consideradas epidemias silenciosas, y el nexo entre ellas es cada vez más evidente. El exceso de peso incrementa el riesgo de HTA que, en personas obesas, es entre 2 y 3 veces más frecuente que en aquellas con un peso normal. Así, se estima que más de la mitad de las personas obesas son hipertensas. Esto se debe a que la presión arterial aumenta de forma proporcional al exceso de peso. Y al revés, la pérdida en forma gradual de peso consigue rebajar las cifras hasta niveles aceptables. Esta relación es mucho más evidente en personas menores de 40 años y en las mujeres. Tal es así que en algunos pacientes la HTA no requiere tratamiento farmacológico, basta con seguir hábitos de vida saludables.

Por este motivo, y ante la gravedad del problema, el 14 de mayo se celebra el Día mundial de la Hipertensión y el Servicio de Nutrición aprovecha esta ocasión para mejorar tu calidad de vida.

En nuestro país, 1 de cada 4 adultos es hipertenso. La mitad no lo sabe. De los que lo saben, la mitad no se trata. Y de los que se tratan, la mitad abandona el tratamiento.

 

¿Que es la Hipertetensión Arterial?

Es la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. Cuando el corazón bombea impulsa la sangre a través de los vasos sanguíneos, suministrando oxígeno y nutrientes a todos los órganos.

Se expresa con un par de valores: Presión máxima (sistólica) que se produce cuando el corazón se contrae, y la Presión mínima (diastólica) cuando el corazón se relaja. Cuando estos valores aumentan por sobre lo normal, de 130 /85 mmHg, según la SAC Sociedad Argentina de Cardiología y en forma persistente, diagnosticamos Hipertensión.

 

El estrecho vínculo entre Hipertensión y Obesidad

La relación entre obesidad e HTA fue ampliamente demostrada en un sinnúmero de trabajos científicos; según el estudio de Framingham el 78% de la HTA en varones y el 65% en mujeres está dada por la presencia de obesidad. Los mecanismos por los que la obesidad aumenta la Presión son múltiples, entre ellos:

  • En la obesidad existe Hiperinsulinemia; es decir, un aumento de la insulina que lleva a engrosar las paredes de los vasos, así como del ventrículo izquierdo.
  • Aumento de la actividad del sistema nervioso simpático, dado por el aumento de la insulina; pero también existe una mayor actividad de éste luego de la ingesta excesiva de comida, dando mayor presión arterial.
  • Estimulación de sistema renina angiotensina: es estimulado directamente por el exceso de tejido adiposo. Esto hace retener líquidos y aumentar aun más la presión arterial.
  • La relación estrecha entre obesidad y diabetes hace que durante las hiperglucemias se produzcan múltiples lesiones en las arterias y mayor producción de placas de ateroma, que llevan a vasos más rígidos y con ello más riesgo de infarto.
  • En los obesos existe un aumento de una hormona llamada Leptina, derivada de los adipocitos, y su nivel elevado se relaciona con enfermedades cardiovasculares

Por todo esto, cuanto más alto son los valores de su presión, más corto es el promedio de vida. Pero todos los grados de HTA deben ser controlados porque, aun siendo leve todos los días va dañando las arterias y con el tiempo llevan a desarrollar complicaciones para la salud; ya que su corazón debe trabajar más para bombear la sangre contra la mayor presión, sufriendo agotamiento. Más aun si se asocia a colesterol y/o triglicéridos elevados. Todas estas piezas del rompecabezas (obesidad, HTA, colesterol, triglicéridos altos y diabetes) hacen que vayan encajando de tal forma que producen daños irreversibles no solo en el corazón, sino en el cerebro y en riñones.

 

¿Que síntomas tienen los obesos con presión alta?

Si bien los síntomas de hipertensión arterial en la obesidad son, en muchas ocasiones, difíciles de reconocer, es importante prestarles atención a algunas señales que el cuerpo puede dar:

  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Sudoración fría
  • Dolor de cuello

Los síntomas no son muy claros y se pueden confundir con otras patologías o simplemente el estrés cotidiano. Por eso se debe hacer hincapié en la prevención, y se debe basar en:

  • Un peso saludable
  • Una alimentación equilibrada y sana
  • Una rutina de actividad física
  • Descanso adecuado
  • Visitas periódicas al médico

Las probabilidades de padecer hipertensión, con todos los riesgos que esto implica se reducen muchísimo. Es importante tener claro estas cuestiones para poder llevar adelante la vida de la mejor manera posible.

 

8 comentarios
  1. laura vergara dijo:

    Tengo hipertension, estoy medicada , me recomendaron comer absolutamente sin sal, y la verdad es que si bien no le pongo mucha sal a la comida reconozco que sigo comiendo sal, no mucha, pero, si. Mi pregunta es , si mantengo los valores normales de T.A. (132-85 ) puedo seguir con la ingesta de sal? Desde ya , muchas gracias
    Laura

    • Grupo Gamma dijo:

      Estimada Laura, muchas gacias por contactarte con nosotros.
      El objetivo es controlar la presión, no sólo con la medicación sino manteniendo hábitos de vida saludables, modificando el estilo de vida, y corrigiendo aquellas costumbres poco adecuadas para mantener una buena salud. Esto supone:

      No fumar…
      Perder peso…
      Hacer ejercicio de forma regular…

      Algunos consejitos útiles:
      – Condimentar la comida con hierbas aromáticas y especias, ya que las comidas deben ser ricas sin sumar riesgos para tu salud.
      – También podés incorporar a tu dieta sales bajas en sodio y agregárselas luego de la cocción, una vez en el plato terminado, para que se absorba menos dentro del alimento.
      – Para potenciar el sabor de las carnes, podés sellarlas con un dorado inicial al horno o sartén antiadherente. Asi, no pierden su jugo y mantienen más su sabor.

      Podés consultar con la Dra. Tamara Cudi, para obtener más consejos sobre este punto. Saludos.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).