Rectocele: ¿Qué es?
miércoles 21 de agosto de 2019

Rectocele: ¿Qué es?

El Rectocele es un abultamiento de la pared anterior del recto sobre la pared posterior de la vagina. Muchas veces está acompañado de la protrusión o caída de otros órganos como la vejiga (Cicstocele) o el intestino delgado (Enterocele). El Dr. Marcelo Pollastri, integrante de los Servicios de Cirugía General y Coloproctología de Grupo Gamma, explica sus síntomas y tratamiento.


El Rectocele puede ser causado por el afinamiento del tabique recto-vaginal y la debilidad de los músculos de la pelvis. Generalmente, es relacionado a los partos vaginales y el trauma obstétrico; la constipación crónica con el consecuente esfuerzo defecatorio crónico; y/o antecedente de cirugías ginecológicas.

La sintomatología varía según la magnitud del mismo.  Cuanto más grande e importante, más sintomático. Una de las manifestaciones clínicas, es la dificultad evacuatoria con la presencia de un bulto o peso a través de la pared posterior de la vagina.

Para obtener un diagnóstico, se ejecuta un adecuado interrogatorio y examen físico. Además, se deben realizar estudios de imágenes complementarios, para caracterizar la magnitud y gravedad. Uno de los estudios que puede realizarse es la Defecatografía, donde se estudia la motilidad y vaciamiento del recto durante el acto de la defecación. Otro, es la Resonancia dinámica de pelvis, que no solo muestra la motilidad y caída del recto, sino también el descenso de otros órganos que pueden estar involucrados en la caída, como la vejiga o el intestino delgado.

El tratamiento del Rectocele es necesario cuando ocasiona síntomas que impiden un desarrollo habitual del paciente. El tratamiento médico consiste en agregar más fibra a la dieta, ingerir abundante líquido diario, ayudarse digitalmente presionando la pared posterior de la vagina durante la defecación. Cuando el tratamiento médico no es suficiente, no mejoran los síntomas y la magnitud del Rectocele es considerable, pueden realizarse correcciones quirúrgicas. Las mismas, pueden realizarse por vía perineal o abdominal, dependiendo de la magnitud y altura del Rectocele. En la cirugía abdominal, se realiza una fijación del recto a la cara anterior del sacro, sosteniéndolo con punto y/o malla, así como fortaleciendo la pared entre el recto y la vagina.

El resultado postoperatorio dependerá de la magnitud del Rectocele, pudiendo tener complicaciones como sangrado, infección, dispareunia, y existiendo la posibilidad de recidiva del mismo.

Ante la presencia de síntomas colorectales consulte a un especialista coloproctólogo, para que realice los estudios correspondientes y un adecuado diagnóstico de la patología.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).