Blog de Salud

¿Cómo cuidar nuestro Corazón?
Jueves 01 de octubre de 2015

¿Cómo cuidar nuestro Corazón?

En el marco del Día Mundial del Corazón, celebrado el 29 de septiembre, te acercamos la segunda parte de la entrevista realizada al Dr. Higinio Balparda, Jefe del Servicio de Cardiología y de la Unidad Coronaria de Grupo Gamma. Aquí desarrollamos cómo practicar una actividad física que cuide nuestro corazón, además de los factores que debemos cambiar en los ambientes para que sean saludables cardiológicamente.


Llega la primavera y comenzamos a realizar más deporte ¿Qué medidas debemos tomar para que sea seguro?

Para cada persona es particular. Si vamos a realizar deporte es lógico saber si estamos en condiciones para hacerlo. En general, el deporte es una cuestión sana, como concepto el deporte no enferma. No hay que pasarse al otro extremo porque haya fallecido un deportista. No, el deporte es muy saludable, y siempre motivamos a la gente a que lo haga, no desmotivar por factores médicos que no sean altamente justificados. Es muy importante que todos los deportistas tengan una evaluación cardiológica para saber que están sanos, sobre todo los aficionados. Y eso simplemente con una consulta y un electrocardiograma ya alcanza, un estudio que es económico. En general si se detecta en interrogatorio, examen físico y electro que la persona es sana, no es necesario hacer nada más, como pedir pruebas funcionales de esfuerzo, si bien pueden ser útiles. Hay muchas sociedades deportivas que exigen estudios complejos y costosos, que muchas veces enferman más a la gente y no son necesarios. Porque la incidencia de eventos en deportistas es baja. Por supuesto que una persona de 50 años, que fue fumador y nunca hizo deporte, va a requerir una evaluación más profunda que una persona de 25, 30 años. Es importante tener en cuenta eso. Después el deporte es totalmente sano y es lo que recomendamos a toda la gente, sanos o enfermos.

¿Y cuáles son algunos de sus beneficios?

El deporte te ayuda desde infinidad de puntos de vista, psicológicos, físicos, y preventivos cardiovasculares. A la gente mayor le ayuda mucho a mantener su memoria, tiene todos los beneficios y ningún perjuicio, si uno lo hace, lógicamente, progresivamente. Por otro lado, el corazón, en una persona que está chequeada y es sana, tiene una reserva de oxígeno mucho más amplia que los otros músculos, entonces es ilógico que claudique o que falle antes de que fallen los músculos de las piernas en alguien sano.

¿Qué podemos modificar en nuestros distintos ambientes cotidianos para cuidar nuestro corazón?

Felizmente hay muchas cosas que han cambiado en los últimos años, sobre todo el hábito de fumar, que era habitual. Antes se trabajaba en ambientes de fumadores, algo totalmente nocivo para los no fumadores, si una persona está genéticamente muy predispuesta a sufrir los efectos del tabaco, aunque no fume, si fuman cerca de ella le puede predisponer a enfermarse. Hoy prácticamente no hay ambientes de trabajo donde se fume. Otro factor es trabajar en ambiente de mucha presión y estrés, hoy en día las empresas tienden a presionar mucho a sus empleados, lo que es totalmente contraproducente. Afortunadamente está dándose vuelta la historia, algunas empresas de software han cambiado a un ambiente de trabajo más distendido, con áreas donde la gente pueda distraerse. El estrés laboral es contraproducente para el corazón porque manifiesta lo peor de los factores de riesgo, si una persona tiene predisposición genética a tener enfermedades cardiovasculares, probablemente se transforme en hipertenso. Entonces evitar el estrés ya que también produce eventos cardiovasculares y se ve en el estilo de vida muy exigente, en países como el nuestro, subdesarrollado, parece paradójico pero es mayor, vivimos invadidos por malas noticias. Todo lleva a una calidad de vida mala que ocasiona depresión. Y se ha demostrado que la depresión lleva a más eventos cardiovasculares, es un factor de riesgo más. Entonces hay que pelear contra eso, la actividad física ayuda a levantar el humor de la gente, a liberar tensiones y  siempre recomiendo que traten de hacerla antes de la actividad laboral, no al final del día, porque libera muchos factores positivos, salís a la cancha con un precalentamiento, tonificaste tus músculos y arterias, liberaste endorfinas, mejoraste tu humor, luego un buen desayuno y el rendimiento de la persona con ese estilo de vida es alucinantemente mayor, igual es bueno hacer en cualquier momento del día. Otro consejo es tener el ambiente ventilado, tratar de usar más las escaleras que el ascensor dicen algunos especialistas en salud, cuando hay ambientes muy sedentarios, inculcar que se use la parte física.

“El deporte tiene todo tipo de beneficios: psicológicos, físicos, preventivos cardiovasculares, a la gente mayor le ayuda mucho a mantener su memoria, entre otros”.

¿Algún otro consejo para prevenir las enfermedades cardíacas?

Como consejo, se habla mucho de las dietas. Y las dietas ricas en grasas son las más perjudiciales como el uso excesivo de la sal. Las dietas deben ser a base de carne magra y poca, y mucha verdura y fruta, una base de cereales, evitar las grasas saturadas, aquellas derivadas de los animales vacunos, las grasas procesadas, las carnes elaboradas: fiambres, achuras, hamburguesas, los quesos duros que tienen mucho contenido graso, lo frito: el aceite cocido que se satura y tiende a aumentar el colesterol. También las comidas ricas en calorías favorecen el sobrepeso, lo mismo que las gaseosas, que son más dañinos que el vino, se demostró que el consumo de una gaseosa diaria aumenta un 20 % el riesgo de un infarto a largo plazo. Entonces acostumbrarse a tomar bebidas sin azúcar o agua, sobre todo en la rutina de trabajo, donde uno no come por placer sino para seguir trabajando. Otro consejo es hacer varias comidas, no atorarse en una sola, hacer colaciones a media mañana, una fruta, un yogur, un cereal, luego un almuerzo liviano y, finalmente, una cena más liviana aún. Son cuestiones básicas para la prevención.

“30 años atrás la mortalidad en el infarto era entre el 20 y el 30% a los 35 – 40 años, y hoy ha caído al 5% por los adelantos tecnológicos”.

¿Qué opina acerca de la colocación de desfibriladores en distintas instituciones?

Los desfibriladores salvan vidas. Yo tuve una experiencia personal desgraciada con un amigo, en un club donde no había desfibrilador cerca y por más que soy un especialista entrenado, Jefe de Unidad Coronaria, el paciente al tercer día de haberlo reanimado murió por la falta de desfibrilador, a partir de ese evento hay desfibrilador en todos lados. Si bien la utilidad depende mucho de la densidad de gente que llegue a habitar el lugar donde uno pone el desfibrilador. En algunos lugares no es necesario, si hay gente muy joven no suele serlo, pero en aeropuertos, estaciones, estadios de fútbol, centros comerciales, donde hay alta densidad de personas sí es importante que haya. El desfibrilador automático es diferente del desfibrilador que usamos los cardiólogos, que tienen técnicamente una manera de ser utilizado y son difíciles. Los automáticos guían a la persona sobre lo que tiene que hacer ante alguien caído e inconsciente.

¿Qué ha cambiado en los últimos años en cuanto a las enfermedades cardíacas más frecuentes y a su tratamiento?

Gracias a la investigación científica y los adelantos tecnológicos se llega muy precozmente a los diagnósticos y se resuelven problemas que antes no tenían solución. Yo he vivido la caída fenomenal de la mortalidad del infarto gracias a las técnicas de aperturas de arterias, la angioplastía. La mortalidad en el infarto 30 años atrás era entre el 20 y el 30% a los 35- 40 años, y hoy ha caído al 5% por los adelantos tecnológicos. La tecnología ha avanzado en todos los órdenes en Cardiología. El corazón es una bomba, un músculo que se alimenta por arterias que son los caños por los que llega el combustible y tiene un sistema eléctrico. La tecnología ha mejorado mucho la sobrevida en los pacientes, por destapar arterias principalmente que es lo que enferma al músculo, con los stent (prótesis que mantienen la arteria abierta). También, se ha solucionado y avanzado mucho en resolver los problemas eléctricos con el desfibrilador. Existen dispositivos que se le colocan a gente muy enferma y en el caso de que el corazón se pare el aparato lo detecta y lo desfibrila. Aparatos que re-sincronizan el ritmo cardíaco, los marcapasos con una tecnología impresionante. Se ha mejorado la sobrevida de muchas enfermedades y la calidad de vida. Además en cuanto a medicamentos que son cada vez mejores, que ayudan a mantener las arterias destapadas, remedios excelentes para bajar los niveles de lípidos. Entonces, ahora las expectativas de vida de una persona enferma son mucho mayores de lo que eran antes.

¿Cómo padres, de qué manera podemos cuidar el corazón de los niños y niñas?

Primero educándose los padres mismos, es muy importante dar el ejemplo. Quienes tenemos hijos, a veces perdemos la autoridad cuando no cumplimos con lo que queremos que los chicos cumplan. Si el padre fuma es muy difícil tener autoridad moral para decirle al chico que se cuide, si es obeso, sedentario, todo eso se traslada al hijo de forma negativa. Segundo, educar a los chicos, que no es fácil porque no hay ningún curso de educación para ser padre. Por ejemplo es importante saber poner límites, que no es malo para un chico, y peor aún darle un gusto para que no moleste, o prometer cosas en función de que vos puedas hacer otras. Eso lleva a que el chico tenga un carácter determinado, coma mal, o sea conflictivo. Todo se transmite de padres a hijos, el estrés también. Cómo debe comer y cuánto, incitar el deporte, debemos también limitar el consumo de pantallas porque genera sedentarismo. Sabemos que no es fácil, pero es importante motivar la vida sana a nuestros hijos.


En la primera parte desarrollamos cómo realizar una prevención y cuáles son los factores de riesgo de enfermedades del corazón. Si surgen dudas, recomendamos acudir a una consulta cardiológica.

Compartí

  • -
  • -

Deja un comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).