Grupo Gamma

Golpe de calor: cómo prevenirlo
miércoles 07 de febrero de 2024

Golpe de calor: cómo prevenirlo

La Dra. M. Eugenia Peresutti, Staff del Servicio de Clínica Médica, nos cuenta en detalle qué es un golpe de calor y cuáles son las medidas que debemos tomar para prevenirlo.


A nivel global, existen evidencias contundentes de los riesgos a la salud frente al exceso de calor o temperaturas muy elevadas.

Una ola de calor se define como un período en el cual las temperaturas máximas y mínimas igualan o superan, por lo menos durante 3 días consecutivos y en forma simultánea, ciertos umbrales que dependen de cada localidad.

Ante esta situación es importante estar atentos a un grupo de enfermedades relacionadas con los cambios en la temperatura corporal.

La aparición está estrechamente conectada con tres factores del medio ambiente: alta temperatura, elevada humedad y ausencia de viento.

Su incidencia ha aumentado en los últimos años y seguramente seguirá aumentando, debido a la frecuencia cada vez mayor de las olas de calor vinculadas al cambio climático, producto del calentamiento global.

¿Qué es un golpe de calor?

El golpe de calor es una situación en la que una persona, sometida a altas temperaturas ambientales experimenta un fracaso del sistema de termorregulación corporal.

Esta condición puede ser el resultado de una excesiva carga de calor ambiental sumada a una producción de calor metabólico aumentada, o a una falla o inhibición de los mecanismos fisiológicos de pérdida de calor, o a ambas causas.

Se han descrito dos formas clínicas del golpe de calor. 

La primera es la forma activa o post ejercicio, que se presenta en pacientes jóvenes, con mecanismos de termorregulación intactos y que han sido sometidos a un ejercicio físico intenso, en días de calor o con una humedad relativa elevada. 

La segunda forma de presentación es la pasiva o clásica y suele observarse en pacientes con una patología previa, en reposo, sometidos a altas temperaturas, cuyos mecanismos autorreguladores están alterados.

Se trata de personas mayores, debilitadas, así como también, aquellos con enfermedades crónicas o  tratados con fármacos diversos.

También hay factores de riesgo individuales como son fiebre, infección respiratoria, gastroenteritis, diarrea, vómitos, deshidratación, falta de sueño, falta de aclimatación al calor, obesidad.

Se pueden establecer los parámetros diagnósticos que se muestran a continuación:

Hiperpirexia (> 40 ° C de temperatura corporal central) con alteración del estado mental:

  • Sutil: confusión leve, comportamiento inapropiado, juicio deteriorado
  • Grave: delirio, convulsiones, coma.

Temperatura ambiente alta

  • El golpe de calor sin esfuerzo se produce a alta temperatura ambiente (condiciones de olas de calor).
  • El golpe de calor por esfuerzo generalmente ocurre en el contexto de ejercicio pesado no acostumbrado o actividad física extenuante con o sin temperatura ambiente alta.

Condiciones predisponentes: extremos de edad, enfermedad crónica predisponente subyacente.

Hallazgos clínicos asociados: piel caliente y seca, ausencia de sudoración, signos clínicos de deshidratación.

Otros trastornos que provoca el calor

Hay otros trastornos producidos por la acción del calor, como la insolación, que también se considera una reacción mayor al calor y suele ser la precursora del golpe de calor.

La sintomatología consiste en temperatura de hasta 39ºc, malestar general, cefalea, náuseas, vómitos, irritabilidad, taquicardia y deshidratación. Aparte de la temperatura, la diferencia principal con el golpe de calor es que no existen alteraciones del estado de conciencia.

El mecanismo de producción de la insolación se debe a vasodilatación y redistribución de la circulación sanguínea. Los mecanismos termorreguladores no están afectados 

Además, se encuentran los denominados trastornos menores producidos por el calor, como son el edema, el sarpullido, el síncope, los calambres, la tetania y el agotamiento.

El agotamiento por calor es un síndrome que se caracteriza por síntomas inespecíficos, como mareo, debilidad, malestar, inestabilidad, náuseas, vómitos, dolor de cabeza y dolores musculares.

La patogenia no se conoce bien, pero se sabe que existe una depleción de sal y agua, así como hemoconcentración.

¿Cómo actuar ante estos escenarios?

En relación al tratamiento, la primera medida es retirar al afectado del foco de exposición al calor. Intentaremos enfriarlo por medios físicos, aplicando compresas frías principalmente en la cara, el cuello y los brazos.

Está contraindicado el contacto directo con el hielo porque causa vasoconstricción. Si la persona afectada está alerta se debe ofrecer agua fría a pequeños sorbos Los fármacos antitérmicos no están indicados. 

En casos moderados o graves se instaurará tratamiento médico con medidas específicas. 

Es fundamental la prevención. Para evitar los efectos del intenso calor se recomienda:

  • Aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.
  • No exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 11 y las 17 horas).
  • Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.
  • Evitar comidas muy abundantes;
  • Ingerir verduras y frutas.
  • Usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero, anteojos oscuros.
  • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.
  • Reducir la actividad física. Este último punto es importante recordar a los jóvenes deportistas, quienes continúan el mismo nivel de entrenamiento haciendo caso omiso a las alertas emitidos por las autoridades competentes. 

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).