Blog de Salud

Rehabilitación en pacientes con ACV
Jueves 26 de septiembre de 2013

Rehabilitación en pacientes con ACV

La rehabilitación no debe ser entendida como un evento aislado, sino como un proceso con un enfoque integral que comienza en la fase aguda, continúa en el período de máxima recuperación (fase subaguda) y puede mantenerse en la fase tardía o de estabilización, buscando en todo momento la reinserción social del paciente. 

 

Rehabilitación en fase aguda
Se desarrolla generalmente en unidades especializadas en el manejo de patología cerebrovascular aguda (Unidades de Tratamiento del Ataque Cerebral – UTAC) o en Unidades de Paciente Crítico, bajo la dirección de neurólogos expertos en patología cerebrovascular.

El objetivo de rehabilitación en esta fase se basa en la prevención, diagnóstico y tratamiento precoz de complicaciones, ya sea que ellas se produzcan por déficit propios del accidente cerebro vascular o como consecuencia del síndrome de inmovilización provocado por éste. Algunas de estas complicaciones pueden ser: trombosis venosa profunda; tromboembolismo pulmonar; neumonía; úlceras por presión; dolor (en cualquiera de sus formas); contracturas articulares; atrofia muscular; trastornos del vaciado vesical e infecciones urinarias; constipación e impactación fecal, etc.

Los principios que guían las acciones en esta etapa son:

  • Posicionamiento adecuado en cama.
  • Cuidados básicos de piel (aseo, lubricación) y de las zonas invadidas (punciones venosas, zonas de monitorización, etc).
  • Cambios de posición frecuentes para descargar la piel en zonas de apoyo.
  • Movilización precoz, ya sea en forma pasiva (realizada por un tercero) o con activación voluntaria que puede ser asistida según el grado de compromiso motor.
  • Kinesioterapia respiratoria (drenaje bronquial postural, tos asistida, ejercicios de musculatura respiratoria, etc).
  • Manejo vesical e intestinal adecuados.
  • Evaluación de la deglución para definir vía segura de alimentación y permitir aporte nutricional apropiado en calidad y cantidad.
  • Estimulación polisensorial o cognitiva según estado de conciencia.
  • Estimar pronóstico funcional, que consiste en la identificación de factores biomédicos, psicológicos y sociales previos y posteriores al ACV que pudieran incidir en la evolución de la persona.

La estimación precoz del pronóstico funcional a mediano y largo plazo resulta esencial para entenderse con el paciente y sus familiares, para diseñar objetivos realistas de rehabilitación y para planificar la derivación del enfermo al alta.

Compartí

  • -
  • -

Deja un comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Nuestra unidades prestacionales Sanatorio Los Arroyos, Instituto Gamma y Terapia Radiante Cumbres, cuentan con la certificación en calidad Norma IRAM | ISO 9001.2008.
Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).