Entrevista de Admisión

Una evaluación biopsicosocial exhaustiva es esencial para comenzar el manejo clínico de las adicciones. En el primer encuentro, atentos a las necesidades individuales de cada consultante, el equipo terapéutico se comprometerá con el desarrollo de estrategias flexibles y personalizadas para alcanzar los objetivos del tratamiento.

 

Programa Ambulatorio

Abordajes Integrados Ambulatorios (AIA)

Este servicio proporciona la evaluación de cada paciente, tratamiento individual y/o grupal, tratamiento farmacológico y terapia familiar. El tratamiento suele tener una duración de 12 semanas y se enfoca en los problemas relacionados con el abuso de drogas o alcohol y en el desarrollo de habilidades de afrontamiento.

Está destinado a pacientes que sean capaces de mantener su compromiso con la recuperación, asistiendo cuando sea necesario a sesiones de Control de la Ira, Manejo del Estrés y Habilidades de Rehabilitación. Se integra a lo anterior la asistencia a grupos de AA (Alcohólicos Anónimos), NA (Narcóticos Anónimos).

Los objetivos del programa son ayudar a los pacientes a mantener una abstinencia sostenida, volver a experimentar aprecio por sí mismos y aprender a manejar el estrés de una vida activa.

El programa ofrece también el abordaje terapéutico de problemas asociados a la adicción como ansiedad, depresión o problemas en la regulación de las emociones.

 

Programa Intensivo Ambulatorio

Programa de Rehabilitación para el Abuso de Drogas y Alcohol (PRADA)

El PRADA está disponible para consultantes que precisen de un tratamiento intensivo que no requiera internación. Se trata de un modelo diseñado para pacientes que necesitan de una estructura que permita una abstinencia sostenida al alcohol o a las drogas. El mismo se ha desarrollado para promover un mayor entendimiento acerca del problema de las adicciones y para incrementar la calidad y disponibilidad de los servicios de tratamiento. El enfoque del programa pone el acento en técnicas ambulatorias, que les permiten a los participantes permanecer en sus hogares y continuar trabajando o seguir con sus actividades académicas mientras estén en tratamiento. Los usuarios asisten a sesiones grupales altamente estructuradas junto a psicoterapia individual y tratamiento psicofarmacológico. Este enfoque brinda la oportunidad de testear en “la vida real” las habilidades adquiridas en el programa.

Elementos clave del modelo PRADA

  • Se confía primariamente en la terapia grupal.
  • Los terapeutas funcionan como educadores/entrenadores.
  • La relación terapéutica es positiva, no confrontativa.
  • Cuenta con una planificación y organización del tiempo.
  • La información es confiable y científicamente validada.
  • Se trabajan aspectos sobre la prevención de recaídas desde el comienzo del tratamiento.
  • Se involucra a los familiares.
  • Se invita a participar en grupos de ayuda mutua (AA, NA).
  • Se realizan análisis de orina y tests de alcoholemia.

Basados en estas premisas, se provee a los participantes de una secuencia de sesiones y actividades. Durante 16 semanas, los pacientes y familiares asisten a varias sesiones intensivas, donde reciben información y asistencia para conformar un estilo de vida libre de alcohol y de drogas.

 

Grupo de Cuidados Continuos

Representan una oportunidad para que los participantes en una etapa avanzada de tratamiento actúen como modelos para aquellos que están en una etapa temprana de recuperación. Se estimula a los usuarios a ampliar su sistema de apoyo con compañeros recuperados, con quienes pueden participar en los grupos de Ayuda Mutua o Grupos ACER, favoreciendo el intercambio de experiencias acerca de la recuperación mediante el desarrollo de habilidades de resocialización.

Se provee de un ambiente de menor estructura formal, con mayor complejidad en los contenidos de las presentaciones y discusiones, con la finalidad de facilitar la transición hacia el abordaje grupal tras el primer año de tratamiento.

 

Grupos de Ayuda Mutua: Alcohólicos Anónimos (AA) – Narcóticos Anónimos (NA).

Múltiples investigaciones han demostrado que la combinación del tratamiento especializado en adicciones junto a la participación en Grupos de Ayuda Mutua mejora sustancialmente la evolución y reduce la posibilidad de recaídas. Ofrecemos en nuestra unidad un grupo de AA o de NA de acuerdo a la necesidad de los participantes, coordinados por consejeros en terapia grupal con amplia experiencia.

 

Entrenamiento en Habilidades de Afrontamiento

Aun habiendo alcanzado una abstinencia sostenida, diferentes problemas deben ser evaluados y tratados. El programa de Habilidades de Afrontamiento tiene como objetivo el aprendizaje de un conjunto de métodos que permitirán a los usuarios poder afrontar exitosamente escenarios estresantes. Se ofrecen ejercitaciones que garantizan un mayor dominio de situaciones personales y sociales con la finalidad de disminuir recaídas en el consumo de drogas y alcohol. Las sesiones, con fuertes componentes educativos y prácticos, están diagramadas de acuerdo a las necesidades particulares de cada paciente.

 

Programa de Autocuidado y Entrenamiento en Rehabilitación – ACER

Se trata de un módulo grupal, con asistencia semanal, basado en un conjunto de principios que tienen la finalidad de mantener la motivación para la abstinencia, superar los impulsos de consumo, regular las emociones, pensamientos y comportamientos, y favorecer el equilibrio entre las satisfacciones inmediatas y los objetivos de largo plazo. Este grupo se ha diseñado para personas que prefieran una alternativa al modelo de AA/NA o que, participando en ellos, deseen extender sus conocimientos sobre la recuperación. Las principales herramientas del programa ACER son la Terapia de Aumento de la Motivación, Terapia Cognitivo Comportamental, Terapia Enfocada en Soluciones, Terapia Racional Emotiva y Terapia Dialéctica Conductual.

 

Programas de educación familiar

La experiencia de trabajo muestra que, si los pacientes están implicados con sus seres queridos y éstos se involucran activamente en el proceso de recuperación, las posibilidades de éxito aumentan un 30 %.

Sesiones semanales del Grupo de Educación Familiar se ofrecen durante toda la extensión del programa. En ellas se brinda un amplio espectro de información acerca de la dependencia a las drogas, el alcohol, el tratamiento, la recuperación y de cómo las adicciones afectan a todos los miembros de la familia.