El Test de Hidrógeno en Aire Espirado es recomendado para patologías gastroenterológicas como intolerancia a la lactosa y Sobredesarrollo bacteriano.

Este estudio mide el hidrógeno en el aire exhalado por los pulmones secundarios al metabolismo intestinal. Es un procedimiento simple, no invasivo sin riesgos que se realiza con el paciente despierto. 

Preparación

• Ayuno de 8 horas.
• No haber tomado antibióticos ni antiparasitarios último 14 días.