Consiste en la aplicación de radiación beta con fines terapéuticos. Se emplea un radioisótopo radiactivo, en nuestro caso el Estroncio.90, y se aplica a modo de contacto sobre la superficie de interés.

Su alcance es solo superficial.

 

¿Para qué se utiliza?

Su principal indicación es en procesos benignos como la prevención de cicatrices queloides y pterigión.

El pterigión consiste en un crecimiento anormal por inflamación de tejido de la conjuntiva (tejido fino y transparente que cubre la superficie externa del ojo), que tiende a dirigirse desde la parte blanca del ojo hacia el tejido de la córnea (superficie anterior y transparente del ojo). Este tejido anómalo se inflama por falta de lubricacion (falta de lagrimas), por la exposición solar, el viento u otros agentes irritantes. Quien lo padece tiene la sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo y éste tiene una apariencia congestiva.

 

Modalidades
  • Betaterapia dérmica
  • Betaterapia ocular