La Unidad de Terapia Intensiva (UTI), o área de Cuidados Críticos (CC), es el lugar del Sanatorio donde se tratan pacientes con enfermedades que amenazan su vida. Estos pacientes gravemente enfermos necesitan no sólo tratamientos adecuados, sino monitoreo continuo y soporte constante, por medio de equipos y medicamentos que mantengan las funciones del organismo.

En la UTI trabajan una gran cantidad de médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud, muy entrenados en cuidar a estos pacientes, que son los más graves entre los internados en ese hospital.

Monitores, vías intravenosas, sondas de alimentación, catéteres, ventiladores y otros equipos son comunes en las unidades de terapia intensiva.

 

¿Qué es un/una médico/a intensivista?

En la Argentina, los médicos/as especialistas en Terapia Intensiva, o intensivistas, son los que se han formado y entrenado para dirigir el cuidado y el tratamiento de los pacientes más gravemente enfermos, o que han sufrido grandes traumatismos o accidentes, sean adultos o niños. Los médicos intensivistas se encuentran a cargo, mayoritariamente, de las UTIs, y su objetivo es asegurar el cuidado de máxima calidad en los pacientes que presentan enfermedades que amenazan sus vidas.

Cuando un paciente ingrese a una UTI, será manejado por un EQUIPO experto en Terapia Intensiva, conformado esencialmente por los médicos/as intensivistas y los enfermeros/as; juntos, son quienes poseen la visión más completa y actualizada del paciente.

Si lo considerasen necesario, los médicos intensivistas a cargo de un paciente podrán consultar al profesional o al equipo que originalmente derivó al paciente a la UTI, o a otros especialistas, que en opinión de médico/a intensivista podrían aportar para el tratamiento y recuperación del paciente.