Preparación

Este procedimiento esta indicado en pacientes con diagnóstico de carcinoma de próstata, con factores de buen pronóstico o bajo riesgo.

Es un método  alternativo a la cirugía prostática  y radioterapia externa  (3D o IMRT), que considera el empleo de semillas radioactivas de Iodo 125, que se implantan en el volumen prostático mediante el empleo de agujas que atraviesan el periné, dirigidas con un templete y bajo control ecográfico.

Requiere de evaluación dosimétrica  previa para definir el plan.

El procedimiento se realiza en forma ambulatoria, en el quirófano de Instituto Gamma, requiere de anestesia,  ecografía transrectal,  y de un equipo de profesionales integrado por el radioterapeuta (responsable), el urólogo, el físico médico, un ecografista y anestesista..

El postoperatorio es breve, y  su extensión se relaciona al tiempo de duración de la anestesia.

Requiere de cuidados mínimos en el postoperatorio ambulatorio.

 

Posibles complicaciones

 

AGUDAS:

  • Ardor al orinar en las primeras horas, disminuye progresivamente después de la 72hs
  • Hematuria, (sangre en orina) frecuente en las primeras 24 hs. Cede espontáneamente.
  • Polaquiuria, (micción imperiosa), alrededor del 75% la presenta durante los primeros días. No se necesita tratamiento especial, disminuye progresivamente.
  • Obstrucción urinaria, en el 5% de los pacientes durante las primeras 24hs. El riesgo es mayor cuando aumenta el número de semillas implantadas.

 

TARDÍAS: (después de los 6 meses)

  • Cistitis leve, que es una inflamación de la vejiga
  • Incontinencia urinaria: raramente se presenta, en alrededor del 1% de los pacientes
  • Disfunción eréctil, parcialmente en el 5% de los casos, dependiendo de la edad y situaciones previas a la intervención.
  • Efectividad de la Braquiterapia prostática

 

A través del valor del PSA (Antígeno Prostático Especifico) en sangre.

Suele descender a valores menores de 1ng/ml, pero tarda algo más de un año, y a veces 2 años, durante este tiempo puede haber pequeñas elevaciones, que no se deben interpretar como fracasos en el tratamiento.

Por todo lo escrito, la braquiterapia en el cáncer de próstata es una opción terapéutica tan valida como la cirugía radical o la radioterapia externa, cuando el tumor está localizado en la glándula prostática, pero con algunas ventajas importantes para el paciente:

  • Ausencia de incontinencia urinaria
  • Mejor conservación de la capacidad eréctil
  • Tratamiento ambulatorio
  • Recuperación rápida
  • Mejor relación costo/beneficio.