Blog de Salud

Cáncer de Intestino Grueso: síntomas  y tratamientos
Miércoles 01 de marzo de 2017

Cáncer de Intestino Grueso: síntomas y tratamientos


¿Cómo detectamos el Cáncer de colon y recto? El Dr. Fernando Francisquelo, miembro del Servicio de Coloproctología de Grupo Gamma nos cuenta en detalle los síntomas que ayudan a determinar el Cáncer de Intestino Grueso y los tratamientos disponibles.


Existen diferentes tipos de síntomas para detectar el cáncer de intestino grueso. Lo que determina la variante entre un tipo y otro, es la localización del tumor. Sin embargo, síntomas sistémicos como adelgazamiento, disminución del apetito y debilidad, pueden estar presentes en la mayoría de los casos y demandan una expresa atención. Además, es importante que la persona afectada consulte con su médico en caso de que aparezcan síntomas de alarma como:

  •  Alteración del hábito evacuatorio de forma persistente (diarrea o constipación).
  •  Dolor abdominal.
  •  Sangre en la materia fecal.
  •  Perdida de peso sin explicación.
  •  Anemia especialmente en personas mayores a 50 años.

Los Síntomas específicos de localización del tumor pueden incluir:

  1. a) Lesiones localizadas en el colon derecho (ascendente)
  •  Pueden ser asintomático, durante la investigación de una anemia.
  •  Dolor abdominal.
  •  Sangre en materia fecal.
  •  Heces oscuras o de olor fétido.
  1. b) Lesiones localizadas en el colon izquierdo (descendente)
  •  Alteración del hábito evacuatorio.
  •  Sangre en materia fecal.
  •  Sangre rojo rutilante en las heces.
  •  Dolor abdominal.
  1. c) Lesiones localizadas en el recto
  •  Sangrado activo y en materia fecal.
  •  Dolor al evacuar y sensación de “evacuación incompleta”.
  •  Heces acintadas (más finas de lo normal).

Exámenes.

Ante la mínima sospecha, el médico debe comenzar con la investigación, que se inicia con un examen físico minucioso e incluye si o si el tacto rectal. Además de esto, es importante informar al médico sobre antecedentes de problemas intestinales y antecedentes familiares de cáncer de colon u otros cánceres.

El principal exámen complementario, a ser realizado, es la Colonoscopía. Esta, es capaz de visualizar el intestino grueso en su totalidad, y en caso de la presencia de una lesión sospechosa (pólipo), puede realizarse una biopsia para confirmar el diagnóstico.

Importancia del diagnóstico precoz.

La importancia del diagnóstico precoz se debe a que es directamente proporcional al tamaño y tiempo del tumor (profundidad en la pared del intestino y la presencia de ganglios metastásicos) y a las posibilidades de que el tratamiento tenga mayor éxito.

Se estima que casi 700 mil muertes ocurrieron en 2015 como resultado del cáncer colorrectal, correspondiendo así a la tercera neoplasia maligna en incidencia, en hombres y segunda en mujeres. El tratamiento incluye un equipo multidisciplinario con Cirujanos, Oncólogos y Radioterapeutas entre otros.

Tratamiento.

En caso de ser el colon la porción afectada, se debe realizar una Estadificación (estudios diagnósticos) conjuntamente con un equipo multidisciplinario para luego, convenientemente, operar por Videolaparoscopía, en los tiempos actuales. Una vez que se tiene los resultados del estudio Biópsico, reverlo con dicho equipo para evaluar la necesidad de realizar tratamientos posteriores con quimioterapia (drogas medicamentosas).

En cambio, un tumor que se presenta en el recto, dependiendo de sus características patológicas, ubicación exacta, compromiso de órganos vecinos, y dependiendo de los estudios diagnósticos, puede ser conveniente realizar un tratamiento neoadjuvante que comprende quimioterapia (drogas medicamentosas) asociada a radioterapia. Luego, a las 12 semanas de ser revaluado el paciente, se vuelve a estudiar la posibilidad de realizar una cirugía de recto, diferenciándose los tipos de resección de acuerdo a los parámetros antes mencionados. Cabe destacar, que inclusive en algunos casos particulares, luego de dicho tratamiento, algunos enfermos, no requieren cirugía.

La sensación de “pérdida de tiempo” sumada a la angustia que genera lidiar con la enfermedad, cuando el tumor aún está presente, tiene sus recompensas dado que la tumoración en algunos casos disminuye de tamaño y, a veces, desaparece. Esto, provoca que las cirugías sean menos invasivas e invalidantes a comparación de la cirugía que se debería hacer, según la tumoración que se diagnostico en un principio.

La radioterapia, cuando está bien indicada y realizada, a pesar de sus efectos adversos, es muy productiva ya que disminuye el tamaño de las lesiones y el tamaño de los ganglios, dando lugar a un mayor efecto de la quimioterapia.

Es fundamental, en todos los casos, tomar estas decisiones en equipos multidisciplinarios coordinados por cirujanos Coloproctólogos.

Compartí

  • -
  • -

Deja un comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Nuestra unidades prestacionales Sanatorio Los Arroyos, Instituto Gamma y Terapia Radiante Cumbres, cuentan con la certificación en calidad Norma IRAM | ISO 9001.2008.
Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).