Blog de Salud

El chequeo clínico en el adulto
Lunes 13 de febrero de 2017

El chequeo clínico en el adulto


Les acercamos información sobre el examen periódico en salud para prevenir enfermedades, a cargo de la Dra. María Eugenia Peresutti, integrante del Servicio de Clínica Médica de Grupo Gamma.


El chequeo clínico es una intervención médica, generalmente periódica, que busca evaluar el estado de salud de las personas a fin de detectar tempranamente factores de riesgo y enfermedades e incidir positivamente en la calidad de vida.

Las medidas más eficaces son las que apuntan a un cambio en el estilo de vida, las que implican acciones de promoción de salud. Se apunta, entonces, al abandono del hábito tabáquico y alcohólico, las dietas inapropiadas, el sedentarismo, las conductas sexuales de riesgo y el estrés, estimulando un modo de vida saludable.

Por otra parte, las vacunas -productos que interactúan con el sistema inmunitario para producir una respuesta similar a la que produciría la infección natural, pero no causan la enfermedad ni exponen a la persona inmunizada a riesgos de posibles complicaciones- son consideradas acciones de prevención primaria, ya que evitan o disminuyen la aparición de enfermedades.

Las vacunas son tan importantes en la adultez como en la infancia. Es clave que luego de la adolescencia y durante toda la vida la población reciba las vacunas necesarias según la edad y otras características personales. Dentro de ellas, se incluyen: antigripal, antineumocócica, triple viral (para rubeola, paperas y sarampión), doble bacteriana (para tétanos y difteria), anti Hepatitis A y B, anti varicela, la que protege contra el virus del papiloma humano, y la recientemente incorporada vacuna contra el herpes zóster.

Además, en lo referido a prácticas preventivas secundarias -para la detección precoz de enfermedades- se aconseja el rastreo de:

  • Hipertensión Arterial (a través de la toma de presión por lo menos una vez al año en consultorio).
  • Trastornos de los lípidos, solicitando dosaje de colesterol cada 5 años a partir de los 20 años, y cada 3 años a partir de los 35 años en hombres y de 45 años en mujeres.
  • Glicemia: en mayores de 45 años y en aquéllos con índice de masa corporal mayor a 25, que son hipertensos, dislipidémicos o sedentarios, o en personas que tienen antecedente familiar de diabetes.
  • Examen cardiovascular con ecocardiograma y ergometría en personas que practican actividad física vigorosa o reinicien la actividad luego de períodos de sedentarismo.
  • En personas mayores a 50 años: anualmente el análisis de Sangre oculta en materia fecal, rectosigmoideoscopía cada 5 años, o videocolonoscopía cada 10 años, para detección temprana de cáncer de colon.

También se indica la Densitometría ósea para detección de osteoporosis en mujeres a partir de los 65 años, o a partir de los 50 años si existen factores de riesgo. Todas las mujeres deben comenzar las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino a los 21 años, a través de la prueba de Papanicolaou. Las mujeres que han sido vacunadas contra el VPH deben seguir con esta prueba. Existe una fuerte recomendación a que las mujeres se realicen una mamografía una vez por año, a partir de los 40 años de edad. En el caso de que haya alto riesgo de cáncer de mama o de ovario por antecedentes familiares, o por haber recibido un tratamiento con radiación en el pecho anteriormente, se indica hacer los estudios anuales a una edad más temprana (por lo general alrededor de los 30 años).

En el caso de los hombres hay controversia acerca de rastrear el cáncer de próstata si no hay síntomas. El consenso sugiere que el médico explique sobre los métodos disponibles actualmente: tacto rectal, PSA (examen de sangre para antígeno prostático específico) y ecografía, a fin de evaluar conjuntamente con el paciente los pro y contras de las pesquisas.

En síntesis, el médico debe realizar una historia clínica completa con el propósito de ofrecer una metodología de estudio ordenada e individualizada, sumando el criterio profesional al uso racional de los recursos y los deseos del paciente. La prevención es una parte importante de la tarea del médico y uno de los factores que contribuyó al aumento de la expectativa de vida de la población. Sin embargo, las intervenciones deben ser direccionadas para dar respuestas adecuadas a los problemas que son frecuentes en las personas, en los distintos momentos de su vida.

Compartí

  • -
  • -

Deja un comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).