Blog de Salud

Bullying: la empatía como recurso
Jueves 17 de noviembre de 2016

Bullying: la empatía como recurso

Compartí


En la nota anterior, las psicólogas Daniela Moro y Romina Tion, del Servicio de Psiquiatría y Psicología de Grupo Gamma, contaron qué es el bullying. Aquí nos acercan sus señales y modos de prevenirlo.


Educar desde la empatía

La institución escolar, al ser el primer ambiente social extra-familiar, se ofrece como un lugar propicio para que ciertas situaciones que hacen a la economía familiar emerjan. Y al mismo tiempose constituye (o puede constituirse) como espacio nuevo, un “otro” espacio: de reparación, de transformación, de reelaboración o de puesta en escena de aquellas pautas de convivencia heredadas.

Por tal motivo, un modo de prevenir el acoso escolar o bullying es educar desde la base del desarrollo de habilidades sociales como la empatía. Puesto que la preocupación por el bienestar y el cuidado de los demás, minimiza las conductas o reacciones violentas e impulsivas.

Implica educar tomando en cuenta las emociones del otro. Si un niño o joven es capaz de ponerse en el lugar del otro y de percibir, entender sus necesidades, tal identificación se instaura a modo de “dique” o freno psíquico: posibilitando modular su respuesta emocional y generar conductas más elaboradas.

Los niños y adolescentes empáticos cuando son testigos de una situación de acoso o maltrato escolar, tienen más probabilidades de generar conductas activas en favor de la víctima. Suelen ser quienes piden ayuda: contando a un adulto que esté en condiciones de intervenir.

Adultos empáticos, niños empáticos: señales a tomar en cuenta

Los niños y adolescentes utilizan lenguajes diferentes a los del adulto. Muchas veces expresan sus emociones y conflictos por medios alternativos. Aunque cada padre conoce las maneras en que sus hijos se expresan cuando algo no es de su agrado, es necesario estar atentos a su comportamiento debido a que esta situación es tan problemática para la víctima como para el acosador.

“Los niños empáticos cuando son testigos de una situación de acoso o maltrato escolar, tienen más probabilidades de generar conductas activas en favor de la víctima(…)”

Los cambios de conducta en el colegio pueden presentarse como:

  • Falta de interés o la insistencia en no concurrir al colegio.
  • Ser llamados desde la institución frecuentemente por distintos malestares físicos.
  • Su aspecto a la salida del colegio: si está desprolijo o con su ropa o mochila rota.
  • De regreso a casa lo nota callado, inseguro, con monosílabos en lugar de respuestas.
  • Aumento de pesadillas, con llanto a la hora de dormir.
  • No es invitado por amigos, ni trae amigos a casa.
  • Presencia de moretones o rasguños los cuales oculta o no brinda una historia clara de cómo sucedió el hecho.
  • Pierde con frecuencia sus pertenecías y útiles.
  • Si solicita dinero más de lo habitual o usted nota que roba dinero.
  • Se muestra irritable, quejoso, enojado.

Estos u otros cambios en su conducta habitual funcionan como alertas. Son señales que los niños brindan a los adultos, para que esto que les preocupa no pase desapercibido.Es un modo alternativo de pedir ayuda.

Aunque inicialmente se niegue a hablar sobre el tema, es fundamental usted que pueda trasmitir a su hijo seguridad, confianza y apoyo no solo con las palabras sino también con su mirada, tono de voz, lenguaje corporal. Si luego de esta conversación no descarta la posibilidad de que su hijo este siendo víctima de algún tipo de maltrato, sin dudarlo solicite una entrevista con el colegio.

Compartí

  • -
  • -

Deja un comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).