Blog de Salud

Tacto rectal: cuándo realizarlo
Martes 20 de Septiembre de 2016

Tacto rectal: cuándo realizarlo

Forma parte del examen de rutina que realizan los coloproctólogos. El Dr. Raúl Francisquelo, integrante de los Servicios de Coloproctología y Cirugía General, de Grupo Gamma, nos indica cuán es esencial realizarlo, qué permite diagnosticar y que síntomas deben llevarnos a la consulta.


El tacto rectal es la exploración del canal rectoanal con la inserción del dedo del médico a través del ano. El rectoano tiene una longitud de aproximadamente 12 a 15 centímetros, y con este tacto, podemos evaluar una distancia de hasta 10 cm. en algunos casos.

En toda consulta o examen gastroenterológico y/o proctológico está dentro del examen de rutina realizar este acto, con el fin de completar una minuciosa historia clínica, por lo tanto es recomendable para asegurar diagnósticos y “no meter la pata”.

En algunos casos, en el sexo femenino, se puede o debe realizar un tacto “bimanual”, es decir explorando recto y vagina al mismo tiempo para lograr identificar anomalías o patologías de cualquiera de ambos órganos.

¿A qué edad debe ser realizado?

A cualquier edad, sobre todo cuando existan antecedentes familiares de pólipos y/o enfermedades colorrectales. A partir de los 40 años, en el sexo masculino, debe ser realizado de rutina una vez al año no solo para el examen de enfermedades colorrectales sino para la evaluación de la glándula prostática pudiendo llegar a un diagnóstico solo con esta práctica y evitar así enfermedades graves.

¿Cuándo debemos pensar que es apremiante realizarlo?

En el caso de visualizar sangre en la ropa interior, al evacuar o al higienizarnos. Lo mismo también cuando uno visualiza moco en el inodoro o pegado a la materia fecal.

Es también urgente la necesidad de evaluar el rectoano ante la aparición de dolor intenso, inesperado, para lograr descartar enfermedades como abscesos, trombosis hemorroidales o fisuras anales.

“A partir de los 40 años, en el sexo masculino, debe ser realizado de rutina una vez al año no solo para el examen de enfermedades colorrectales sino para la evaluación de la glándula prostática(…)”

¿En qué posición se realiza?

Los urólogos suelen realizarlo con el paciente en decúbito dorsal (boca arriba); en cambio, los médicos cirujanos coloproctólogos, lo realizamos con el paciente boca abajo, en cuclillas o en decúbito lateral.

¿Por qué a veces no se hace el tacto?

La mayor parte de las veces no se realiza por el pudor del paciente, por molestias o por falta de tiempo del médico.

Aunque no es menor saber que es un gesto rápido y muy económico que nos permite, junto con el interrogatorio, diagnosticar, sin recurrir de entrada a métodos más sofisticados y costosos que hasta inclusive algunas veces no son tan eficaces como el tacto.

¿Podemos realizar un autoexamen o autotacto?

Sí, con muchísimo cuidado y lentamente permitiendo que el esfínter (músculo que se encarga de abrir y cerrar el ano) se dilate. Este proceder será necesario a veces también si existe materia fecal muy dura en la salida del rectoano, o ante la necesidad de autoevaluación si pertenecemos a una población de alto riesgo y no es accesible a evaluación médica, o también durante el curso de un postoperatorio donde la relajación anal es dificultosa a causa de que el paciente presente alto poder de cicatrización.

Es también frecuente que muchas mujeres adultas mayores, realicen un autotacto para facilitar la evacuación, a punto de que se vuelva una maniobra “normal” y “normalizando” erróneamente algunas patologías rectoanales.

No debemos dejar de pensar que en función del grupo social al que pertenece la población, la disponibilidad de traslado, distancias y poder económico, etc., este simple acto médico puede igualar a todos los pacientes, emparejando así el potencial de salud.

Debemos evitar de entrada los grandes y costosos estudios, sobre todo a personas carentes de recursos y/o sin obra social, recurriendo a una buena relación médico-paciente explicándole la utilidad en el diagnóstico del tacto rectal.

Compartí

  • -
  • -

Deja un comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).