Blog de Salud

Dolor Anal por Hipertonía y Fisura Anal: ¿De qué hablamos?
Jueves 09 de junio de 2016

Dolor Anal por Hipertonía y Fisura Anal: ¿De qué hablamos?

¿Qué es la hipertonía? ¿En qué se diferencia de la fisura anal? ¿Cómo es el diagnóstico y su tratamiento? El Dr. Fernando Franscisquelo, del Servicio de Coloproctología de Grupo Gamma, nos allana todos estos interrogantes y nos señala los factores predisponentes y síntomas frecuentes.


Cuando hablamos del dolor anal es toda molestia severa que se sitúa en la región del ano, o a veces puede sentirse hacia adentro del recto. Cuando hablamos de hipertonía, estamos haciendo referencia a la menor relajación y capacidad que tiene el esfínter del ano en distenderse al defecar.

En cambio, la fisura es un desgarro longitudinal de la piel que recubre la porción del canal anal distal a la línea dentada.

Podemos clasificarlas  de diferentes maneras:

  • Primarias: Se localizan en el polo posterior, al ser esta zona del canal anal más susceptible al traumatismo. Solo algunas fisuras primarias se producen en polo anterior.
  • Secundarias: Causadas por otras enfermedades que no son producto del mal funcionamiento anal, como Crohn, proctitis, leucemia, carcinoma, tuberculosis, sífilis, donde se origina. Pudiendo estas últimas situarse también en posiciones laterales.

Fisuras anales agudas

Según la evolución y consiste en un desgarro superficial.

Fisuras anales crónicas

Son ulceraciones isquémicas consecutivas a hipertonía del esfínter anal interno que determina un déficit de llegada sanguínea al polo posterior al comprimir los vasos sanguíneos que lo atraviesan. La hipertonía esfinteriana que caracteriza a la fisura anal crónica es un fenómeno primario y no secundario al dolor anal.

Factores predisponentes

  • Traumatismo del canal anal por defecación forzada, heces duras, de gran tamaño.
  • Pérdida de elasticidad del canal anal por diarrea crónica.
  • Cicatrización de intervenciones quirúrgicas previas.
  • Coito anal.

Signos y síntomas

  • El dolor anal agudo e intenso de unos minutos de duración que se produce durante la defecación es la manifestación clínica principal de las fisuras, tanto de las agudas como de las crónicas.
  • Los pacientes con fisura anal crónica, además del dolor agudo, presentan, luego de un periodo asintomático de una hora, otro dolor secundario de carácter sordo de 2-4 horas de duración, donde parece que los responsables de este dolor son espasmo esfinteriano y la isquemia.
  • Sangrado bastante frecuente.
  • Prurito anal. Se producen 45%.
  • Secreción mucosa anal mas raramente.

“Las fisuras anales podemos clasificarlas de diferentes maneras: primarias o secundarias, causadas por otras enfermedades (…)”

Diagnóstico

Se realiza mediante la inspección anal. Se visualiza la fisura y se diferencia si es aguda o crónica, se acompaña de una hemorroide centinela y una papila hipertrófica localizada en el extremo proximal de la fisura.

Medidas diasgnósticas

Estos últimos, son importantes para descartar otras patologías asociadas como las hemorroides internas, pero como las fisuras anales son muy dolorosas estas exploraciones deben practicarse tras la aplicación de un anestésico local.

Las fisuras localizadas lateralmente obligan a descartar otros trastornos.

Tratamiento

Conservador en las fisuras anales agudas:

  • Ablandar la materia fecal mediante una dieta rica en residuos, suplementos de fibra dietética o algún laxante suave.
  • Baños de asiento con agua tibia efectuados dos o tres veces al día.

Estas medidas terapéuticas favorecen la relajación del esfínter anal interno.

Para el dolor anal, usos tópicos, se indican preparados anestésicos, aplicados preferentemente antes de la defecación. Existen hoy en día tratamientos tópicos con fármacos que disminuyen el tono del esfínter anal interno- nitroglicerina, dinitrato de isosorbide, toxina botulinina:

  • Ungüento de nitroglicerina 0,2% 2-4 aplicaciones diarias durante 6-8 semanas.
  • Toxina botulínica en el esfínter anal interno 20-30 ui.

El tratamiento de la fisura anal crónica se dirige a suprimir la hipertonía del esfínter anal interno. La cirugía es el método de elección, siendo efectiva en un 90% de los casos.

Si se presentan algunos de los síntomas desarrollados, recomendamos consultar con un profesional de Coloproctología.

Compartí

  • -
  • -

Deja un comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Nuestra unidades prestacionales Sanatorio Los Arroyos, Instituto Gamma y Terapia Radiante Cumbres, cuentan con la certificación en calidad Norma IRAM | ISO 9001.2008.
Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).