Blog de Salud

Rehabilitación de Prótesis Total de Rodilla: Ejercicios indicados
Viernes 13 de Mayo de 2016

Rehabilitación de Prótesis Total de Rodilla: Ejercicios indicados

¿Cómo es la rehabilitación luego de la cirugía de la prótesis total de rodilla? ¿Qué ejercicios podemos realizar? La Dra. María Rosa Faraoni, Jefa del Servicio de Fisiatría de Grupo Gamma, nos detalla los ejercicios según en la etapa de la rehabilitación.


Durante los primeros días tras la intervención quirúrgica, durante su estancia en el hospital, salvo que su médico le indique lo contrario, debe comenzar a movilizar la rodilla.

Ejercicios de cuádriceps: acostado/a en la cama, coloque una toalla plegada debajo del tobillo y
trate de “aplastar”
la rodilla hacia abajo para contactar con la cama, contrayendo el músculo del muslo. Manténgala estirada 5 segundos y descanse. Repita la operación 5 minutos cada hora.

Ejercicio de Cuadriceps

Flexo-extensión sentado: sentado/a en el borde de la cama, deje que la pierna caiga en favor de la gravedad. Cuando se haya flexionado, inténtela estirar y vuelva a dejarla caer. Repita la operación varias veces, mañana y tarde.

Al principio, puede ayudarse con la otra pierna: con el muslo bien apoyado, se coloca un pie detrás
del talón de la rodilla operada como apoyo. Se dobla la rodilla lentamente tanto como se pueda, pudiendo cambiar el pie sano a la garganta (dorso) del pie para ayudarse a doblar la rodilla.

Flexo-extensión sentado

Se mantiene durante 5-10 segundos y después se vuelve a estirar ayudándose con el pie bueno detrás del talón.

Levantarse de la cama: recién operado de una prótesis total de rodilla (PTR), se recomienda hacerlo de la siguiente manera: primero nos acercamos al borde de la cama, continuamos colocando la pierna NO operada debajo de la intervenida sin hacer fuerza. Posteriormente gire el tronco y las caderas en bloque hasta sentarse en el borde de la cama .

Levantarse de la cama

Deje bajar las piernas despacio para terminar retirando la pierna sana debajo de la operada.

Bajar de la cama

Y ya puede usar el andador o las muletas para ponerse de pie apoyándose sobre la pierna sana.

Acostarse en la cama: Para acostarse lo hacemos al revés: nos sentamos en el borde de la cama, levantamos la pierna operada con ayuda de la sana y giramos el cuerpo, con la pierna no operada sosteniendo la operada.

Acostarse en la cama

Movilización precoz: Aunque probablemente desee permanecer en la cama después de una intervención mayor como la PTR, ha de saber que la movilización precoz es muy importante, tanto para evitar una trombosis venosa, como para iniciar lo más pronto posible el tratamiento de rehabilitación. Será valorado por el Servicio de Rehabilitación quienes seguirán su evolución y lo asistirán en su rehabilitación.

De pie y andando: Si ya tolera la sedestación, y salvo contraindicación de su médico, comenzará a caminar a partir del segundo día. Necesitará unas muletas o un andador para hacerlo. La recuperación de la marcha es algo que se va consiguiendo poco a poco. Debe seguir, en todo los casos, las instrucciones que su cirujano le dará al respecto.

Para sentarse: Evite asientos muy bajos o inestables. Escoja una silla fija, recta y alta, a poder ser con reposabrazos. Si no es lo suficientemente alta, puede colocar un cojín o una manta doblada para conseguirlo, acérquese a la silla hasta tocarla con las piernas. Apóyese sobre el reposabrazos y siéntese poco a poco, manteniendo la pierna operada un poco estirada.

Para sentarse

Actividades en casa 

Probablemente necesitará usted ayuda en su domicilio cuando le den de alta del hospital. De todas maneras, ya verá que no está invalidado

La ayuda familiar es la solución más rápida y eficaz para este período del postoperatorio tardío. Poco a poco, ya verá como es capaz de hacer más cosas y de recuperar de nuevo toda su autonomía. La vuelta progresiva a la normalidad debe hacerse siempre con prudencia, tomándose su tiempo en toda actividad y sin forzar nada nunca. Hay que evitar los movimientos bruscos y las contorsiones con la pierna operada. Si quiere tomar algo del suelo, tire hacia atrás la pierna operada e inclínese hacia delante.

Tras haber sido intervenido/a de PTR es preciso realizar ejercicio regular para restaurar la movilidad y la fuerza de la rodilla y reincorporarse a su actividad previa. Aunque pueden resultarles incómodos al principio, estos ejercicios le ayudarán en su recuperación y, cosa muy importante, le harán disminuir el dolor postoperatorio y el riesgo de una trombosis.

Compartí

  • -
  • -

Deja un comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).