Blog de Salud

Radioterapia en Cáncer de Mama: Tratamiento personalizado y avances
Lunes 26 de octubre de 2015

Radioterapia en Cáncer de Mama: Tratamiento personalizado y avances

En el marco de la campaña por la detección precoz del Cáncer de Mama, te acercamos la segunda parte  de la entrevista  a la Dra. Renata Sylvestre Begnis, integrante del Servicio de Terapia Radiante de Grupo Gamma. En esta ocasión, nos aclara varias dudas acerca de la Radioterapia en cáncer de mama y cuenta cuáles son los principales avances tecnológicos.


¿Cómo es la atención del paciente cuando llega a Cumbres?

En general, la paciente llega a radioterapia después de haber sido operada, una vez que se recuperó de su cirugía. O después de la cirugía y la quimioterapia y viene a realizarse radioterapia. Primero, le contamos que la radioterapia la hacemos con los aceleradores lineales, que es tecnología de última generación, le comentamos la duración del tratamiento, que de los 7 días de la semana va a venir 5 días, va a descansar sábado y domingo, aclaramos que la radioterapia no pica, no arde, no duele, no molesta, que estará acostada boca arriba en una camilla y va a sentir que el equipo gira y hace ruido, no va a sentir ni ver nada, es como una radiografía. Le explicamos que los primeros días tampoco va a notar ningún cambio, pero a medida que pasan los días sí aparecen síntomas, molestias, en general en cáncer de mama son a nivel de la piel: se puede poner un poco más colorada, o tal vez oscurecida, más finita, más adelgazada, más reseca, si se toca la mama que estamos irradiando durante el tratamiento la temperatura será mayor. Todos estos cambios son transitorios, una vez que finaliza le damos una buena crema hidratante, con vitaminas A y E, y la piel se recupera completamente, como si hubiera tomado sol y se hubiera pelado. Es algo que les preocupa a las pacientes, qué les va a pasar con la piel. Las zonas de pliegues hay veces que sufren un poco más, pero con cremas o aerosoles que les damos durante el tratamiento se lleva adelante muy bien y una vez que finaliza se recupera. Le aseguramos a la paciente que con las técnicas y los equipos actuales, podemos proteger adecuadamente el pulmón y el corazón. Luego la citamos para hacer la simulación del tratamiento, vamos al equipo por primera vez y buscamos la posición de tratamiento, que será acostada boca arriba, con los brazos estirados hacia atrás, en una posición que nos sirva para hacer la radioterapia y que la paciente esté relativamente cómoda ya que la tendrá que repetir todos los días. Lo más importante en radioterapia, para garantizar la efectividad y la calidad del tratamiento, es que todos los días el tratamiento sea exactamente igual, en la misma postura. Cuando logramos esa posición les hacemos unas marcas a las pacientes, con una tinta especial, de color rosado, que actúa como un fibrón indeleble, que cuesta borrarse pero sale, son en la zona del torax, tratando de que sea lo más bajo posible para que no se vea a través de la ropa o en un escote. Sobre esas marcas hacemos tres tatuajes, tres puntitos, esos sí quedan para siempre, porque a través de ellos uno puede reproducir dentro de muchos años donde fue hecho el tratamiento, sus coordenadas. Si se borran las marcas por el baño o la transpiración, tenemos los tatuajes para retomar y reproducirlo. Sacamos una foto de la posición y luego irá a nuestro Instituto Gamma a hacerse una tomografía de enmarcación para radioterapia, en esa posición. Nosotros accedemos a la tomografía por la computadora y trabajamos en forma virtual sobre ella, marcando bien la zona de la mama y las áreas ganglionales y también lo que necesitamos proteger, que en una tomografía lo podemos ver específicamente. El personal de Física calcula el mejor plan de acuerdo a la anatomía del paciente y a la dosis que necesitamos alcanzar, en realidad ese es el trabajo principal de la radioterapia, que no se ve porque ocurre dentro del Departamento de Física pero es la parte más laboriosa y ahí reside la calidad del tratamiento. Los físicos y dosimetristas trabajan sobre lo que marcamos en esa tomografía y de forma personalizada elaboran el plan de tratamiento: se decide con qué tipo de energía se va a trabajar, si se utilizarán electrones en vez de fotones. En conjunto vemos el plan, que esté todo bien y una vez que estamos seguros, citamos a la paciente que empieza a venir en forma ininterrumpida desde ese día. Después, en el día a día, no somos los médicos quienes hacemos las aplicaciones, serán los técnicos especialistas en radioterapia quienes harán la aplicación diaria del tratamiento. El día que se empieza el equipo completo está presente: el técnico, el físico, los médicos y el tratamiento no comienza hasta que verificamos que todo lo virtual coincide con lo real y que es el mejor plan.

¿Y en cuanto a la energía hay diferentes alternativas?

En cuanto a la energía, nosotros por suerte tenemos tecnología que trabaja con fotones de 6 MV y de 15 MV y después tenemos una amplia variedad y gama de electrones. De acuerdo a la anatomía del paciente y al plan de tratamiento que necesitamos, el personal de Física puede manejar esas variables para conseguir el mejor plan dándole la dosis que planteamos, la más alta posible para el tumor, protegiendo, a la vez, todos los órganos que están alrededor.

“El personal de Física calcula el mejor plan de acuerdo a la anatomía de la paciente y a la dosis que necesitamos, es el trabajo más laborioso de la radioterapia…”

¿Cuál es el principal avance en cuanto a tecnología?

El principal avance en los tratamientos de radioterapia es la radioterapia 3D, dentro de ella nosotros ya hace mucho tiempo que tenemos una técnica que se llama IMRT simplificada. En los tratamientos de mama, para cualquiera de las tres modalidades, se desarrolla y planifica de esta forma. Nos permite lograr una dosis muy precisa en la mama protegiendo el resto y además cuidando la cosmética de la piel. Entonces los pacientes que hicieron radioterapia o tienen un familiar que hizo hace mucho tiempo, recuerdan que la mama se ponía muy colorada, muy caliente. Hoy ese aspecto ha mejorado muchísimo gracias a esta técnica, antes también se veían cuadros como neumonitis o mayor afectación pulmonar porque teníamos menos herramientas para proteger el pulmón, ahora prácticamente no tenemos ese tipo de complicaciones.

¿Los tratamientos necesitan ser repetidos?

En general, cuando uno hace radioterapia, como concepto general, hace dosis máxima y donde ya se hizo radioterapia no se puede volver a hacer. O sea una paciente que hizo tratamiento completo de mama, en principio, no se puede volver a irradiar sobre la zona que ya irradió, porque se irradia a dosis máxima. Esto es así, pero es relativo, cada vez hay más bibliografía. ¿Por qué? Porque las pacientes viven mucho más tiempo, tienen mucha mayor calidad de vida y hay algunos casos donde se podría re-irradiar. Pero no es la rutina, sino la excepción.

¿Hay diferencias entre los 3 tratamientos en su efectividad?

No, justamente por eso es tan importante la selección correcta del paciente para poder ofrecerle el hipofraccionamiento, porque lo que nosotros debemos lograr es que con cualquier tratamiento que le propongamos al paciente tengamos la misma efectividad. Es lo que debemos garantizar a la paciente, por eso es tan importante la selección. No cualquier paciente puede entrar en protocolo de hipofraccionamiento o de boost concomitante.

“La terapéutica nos brindó más herramientas, mejores posibilidades tanto para pacientes con diagnósticos precoces como en etapas tardías (…) La paciente tiene todo por delante…”

En el marco del día Mundial contra el Cáncer de Mama: ¿Qué consejo le darías a una mujer que acaba de recibir el diagnóstico?

Le diría que hoy, cada vez tenemos más herramientas para tratar el cáncer de mama, que aunque todavía no encontramos la herramienta para prevenirlo, sí para el diagnóstico precoz. Nos permite tener un abanico de tratamientos para ofrecerle, situación distinta si la paciente no realiza los controles o se deja estar y se diagnostica en una etapa más tardía de la enfermedad. Con el diagnóstico precoz, al encontrarlo en estadíos tempranos tenemos posibilidades de hacer cualquiera de los tres tratamientos. Si la paciente llega con un estadío más avanzado porque demoró en hacer la mamografía, tenemos menos herramientas, no significa que no tengamos pero se limita más la oferta. Por eso creo que lo más importante es el diagnóstico precoz. Para la mujer que recién recibe el diagnóstico hay muchas alternativas, los tratamientos modernos son cada vez mejor tolerados, son más personalizados y diseñados a medida para que la paciente lo pueda llevar adelante y mantener su vida dentro de una rutina posible. Que la terapéutica nos brindó más herramientas, que brinda muchas mejores posibilidades tanto para pacientes con diagnósticos precoces como con pacientes en etapas tardías. Eso lo permitió la ciencia, la tecnología, los avances en cuanto a los tratamientos, cada vez mejor diseñados y más dirigidos. Lo cual genera una perspectiva distinta para una mujer con estadío avanzado que hace unos años atrás. Así que le diría que tiene todo por delante.

¿Qué le dirías a la familia de esa paciente? ¿Cómo recomendás que la acompañen?

Eso creo que es tan variable como las personas. Hay pacientes que necesitan tener a la familia muy atrás, muy cerca, que de hecho ya vienen a la consulta familiarmente. Y otras pacientes que prefieren transitarlo más en soledad. Mi consejo para el familiar es que estén, que acompañen y respeten también a aquellas pacientes que necesiten hacerlo más independientemente, pero que el estar y acompañar es fundamental.


La Dra. Renata Sylvestre Begnis es integrante de Terapia Radiante Cumbres. En la primera parte de la entrevista explica las tres modalidades de Tratamiento, el convencional, el boost concomitante y el Hipofraccionamiento.

Compartí

  • -
  • -

Deja un comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).