Blog de Salud

Radiación Ultravioleta y Piel
Martes 03 de marzo de 2015

Radiación Ultravioleta y Piel

Es necesario protegerse del sol no sólo en el verano. La Dra. María Alicia Savoré, Jefa del Servicio de Dermatología,  nos interioriza sobre la radiación ultravioleta y su impacto en la piel.


Durante los meses de verano aumentan las actividades al aire libre, nos gusta vernos bronceados porque culturalmente es sinónimo de belleza y salud y de esta manera exponemos la piel a las radiaciones solares.

El sol constituye la principal fuente de radiación ultravioleta, que según la longitud de onda se dividen en: RUVA, RUVB y RUVC.

El 5% de las radiaciones que llegan a la tierra son RUVB y el 95% restante son RUVA.  Sin embargo, la RUVB es la responsable de la mayor parte de los daños biológicos ocasionados por el sol.

“El 80% de la radiación solar que se recibe durante la vida acontece antes de los 18 años de vida por ello es importante proteger la piel desde la niñez, disfrutando en forma responsable de los beneficios del sol”

La RUVA es la de mayor longitud de onda (320 -400nm). Puede penetrar a las capas más profundas de la piel provocando un bronceado inmediato, envejecimiento cutáneo y aumento del riesgo de cáncer de piel. Su intensidad es igual durante todo el día y no es filtrada por la capa de ozono, por las nubes ni tampoco por los vidrios.

La RUVB cuya longitud de onda es de 280  a 320nm, su intensidad máxima ocurre entre las 10 y 16 horas y durante los meses de primavera y verano. Si bien la mayor parte de su radiación es absorbida por la atmósfera, ella no penetra más allá de las capas superficiales de la piel. Provoca un bronceado retardado, quemaduras solares, envejecimiento prematuro de la piel y alteraciones en el ADN de las células epidérmicas que predisponen al cáncer de piel.

RUVC  (200 – 280nm), son las más nocivas, pero son filtradas por completo por la atmósfera.

Las RUV también pueden ser emitidas en forma artificial por fuentes eléctricas, incandescentes o fluorescentes que pueden ser utilizadas con fines terapéuticos (fototerapia, puvaterapia, fotodinamia, láser exímer, terapia UVB banda angosta) o en las camas solares.

Los efectos nocivos inmediatos son: quemaduras solares, bronceado, insolación y alteración del sistema inmunológico favoreciendo a las infecciones; mientras que los tardíos: fotoenvejecimiento por alteración de las fibras de colágeno y elastina, fotodermatosis, fotocarcinogénesis y alteraciones oculares como cataratas.

Las RUV tienen un efecto acumulativo y progresivo, que causa un daño irreversible en la piel. El 80% de la radiación solar que se recibe durante la vida acontece antes de los 18 años de vida por ello es importante proteger la piel desde la niñez, disfrutando en forma responsable de los beneficios del sol.

Compartí

  • -
  • -
Un comentario
  1. Pingback Melasma: Manchas en el Rostro | Grupo Gamma

Deja un comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).