Blog de Salud

Gripe: cuando la prevención es la clave
Jueves 11 de abril de 2013

Gripe: cuando la prevención es la clave

El virus de la gripe produce infecciones respiratoria, y se caracteriza por ser altamente contagioso. El virus llega a la mucosa respiratoria donde (se aloja en la mayoría de los casos) por vía aérea; menos frecuentemente su vehiculazación es por contacto: manos sucias y objetos recientemente contaminados.

Miles de personas mueren cada año a causa de la gripe o de sus complicaciones, siendo las personas de edad avanzada, los niños y las personas con sistema inmunitario comprometido los más susceptibles de sufrir complicaciones. La profilaxis fundamental es la vacunación.

Como el virus gripal sufre mutaciones periódicas, cada año la OMS (Organización Mundial de la salud) recomienda la composición de la vacuna para el año siguiente. Es por ello que la vacuna antigripal no es una vacuna inmutable, sino una vacuna “hecha a medida” que cada año se revisa.

En nuestro hemisferio, es recomendable aplicar la vacuna a partir de mediados de marzo, antes que comiencen los primeros fríos.

La mayoría de las personas generan anticuerpos aproximadamente dos semanas después de recibir la vacuna. Esta inmunidad tiene un efecto aproximado de 10 meses y está directamente relacionada con la mutabilidad (cambios) que presenta el virus de la gripe.

En la mayor parte de los casos no se presentan efectos secundarios, aunque puede llegar a observarse inflamación en el sitio de inyección o dolores leves y febrículas durante varios días. Al igual que sucede con cualquier medicamento o vacuna existe la posibilidad poco frecuente de reacción alérgica.

Se aconseja vacunar a los siguientes grupos:

  • Mujeres embarazadas o que esperan estar embarazadas para la temporada de gripe.
  • Niños mayores de 6 meses y menores de 5 años; adultos mayores de 65 años.
  • Trabajadores de la salud o personas que viven con ellos.
  • Personas que viven en geriátricos o centros de cuidados prolongados.
  • Personas que conviven con enfermos crónicos.
  • Personas que padecen enfermedad renal crónica, asma grave, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), diabetes, enfermedad hepática crónica, cardiopatías y ciertas enfermedades hematológicas.
  • Personas que tiene su sistema inmunológico debilitado como los enfermos de cáncer o de VIH/SIDA.
  • Personas que reciben tratamiento prolongado con inmunosupresores.

No deben recibir la vacuna:

  • Los menores de 6 meses de edad.
  • Las personas que han tenido antecedentes de reacción alérgica al pollo o a la proteína del huevo.
  • Las personas que presentan fiebre o alguna enfermedad al momento de la vacunación.

Si usted se encuentra dentro del primer grupo o conoce a alguien que pueda ser incluido en él, es importante que se vacune.

Prevenir puede hacer la diferencia.

Notas Relacionadas:

Compartí

  • -
  • -

Deja un comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).