Compartí esta nota

Ventajas del peeling químico

– La palabra “peeling” significa “pelar, desprender”. El peeling, o exfoliación de la piel, es un procedimiento indicado con fines terapéuticos y cosmiátricos, destinados a eliminar lesiones superficiales y mejorar la textura en pieles fotoenvejecidas y/o fotodañadas.

El tratamiento consiste en la aplicación de una sustancia química sobre la piel, que producirá una exfoliación controlada, que es seguida de una regeneración desde la dermis papilar y los apéndices cutáneos.

Ya desde la antigüedad, se intentaron distintos tratamientos que afinaban la textura de la piel, por ejemplo, desde el frotamiento con piedra pómez, barros, algas, siendo famosos los baños de Cleopatra que utilizaba leche fermentada de burra, o en Roma el sedimento del vino.

Una piel fotodañada o fotoenvejecida es una piel áspera y deshidratada, con aumento de arrugas, pigmentación moteada y disminución de la elasticidad; histológicamente presenta un estrato córneo compacto, una epidermis atrófica con atipías y melanina dispersa irregularmente en ella. En dermis se aprecia disminución de glicosaminoglicanos con fibras elásticas anormales.

Con el peeling químico se trata de revertir estos cambios en la piel produciendo una remoción y adelgazamiento del estrato córneo, un engrosamiento epidérmico, destruyendo y reemplazando la piel dañada y una producción de glicosaminoglicanos en dermis,

 

Clasificación

Los peeling se clasifican de acuerdo a la profundidad de la exfoliación en:

  • Superficiales: la destrucción abarca epidermis hasta dermis papilar.
  • Medios: la exfoliación se extiende hasta dermis reticular alta.
  • Profundos: la exfoliación se extiende hasta la dermis reticular media.

La profundidad de la exfoliación depende de variables como el agente a utilizar, su ph, la concentración, el número de capas de aplicación, la técnica, la limpieza previa de la piel, el tipo de piel a tratar, la localización anatómica del peeling, la duración del contacto con la piel y la frecuencia de aplicación.

 

Indicaciones

  • Fotoenvejecimiento.
  • Discromías: lentigos, efélides, melasma, hiperpigmentación postinflamatoria.
  • Queratosis actínicas.
  • Queratosis seborreicas delgadas.
  • Verrugas.
  • Cicatrices de acné.
  • Rosácea.
  • Estrías.
  • Foliculitis.

 

Contraindicaciones

  • Fotoprotección inadecuada.
  • Exposición solar contínua.
  • Pieles tipo IV a VI.
  • Queloides.
  • Historia de herpes simple.
  • Radiaciones faciales previas.
  • Expectativas poco realistas del paciente.
  • Tratamiento reciente con isotretinoína.
  • Inmunodeficientes positivos.
  • Historial de enfermedades cardíacas o hepatorenales cuando se utiliza sustancias como el fenol.

 

Complicaciones

  • Cambios en la pigmentación: hiper o hipopigmentación.
  • Cicatrices.
  • Infección.
  • Milium o quistes de inclusión.
  • Eritema persistente o prurito.
  • Atrofia cutánea.
  • Cambios de texturas.
  • Líneas de demarcación.
  • Sensibilidad al frío o urticaria por frío cuando se utiliza CO2 combinado con ácido tricloroacético.
  • Arritmias cardíacas, edema laríngeo o sindrome del shock tóxico cuando se utiliza fenol.

 

Conclusión

El peeling químico es una opción terapéutica con excelentes resultados en manos de dermatólogos, son ellos quienes, previo diagnóstico de la patología a tratar, escogerán el tipo de peeling y la sustancia química adecuada, como así también indicarán el tratamiento pre y postpeeling que el paciente realizará en su domicilio.

 

Un comentario

  1. Quiero un peeling dijo:

    Muy buen artículo, aportando información para todas aquellas que estamos pensando en hacerlo.
    Varias amigas mías ya se lo han hecho y han quedado super contentas pero los posibles efectos secundarios todavía me echan un poco hacía atrás-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Recomenda esta entrada