Blog de Salud

Cigarrillo electrónico: ¿es una alternativa válida para dejar de fumar?
Viernes 26 de agosto de 2011

Cigarrillo electrónico: ¿es una alternativa válida para dejar de fumar?

Desarrollados en China, en el año 2004 y presentados mundialmente en el 2008, los cigarrillos electrónicos o e-cigarettes son dispositivos accionados por pilas, que proveen a la persona que los utiliza o “consume” dosis de nicotina o compuesto de esencias (vainilla, menta, café, etc.) en forma de vapor, remendando el gusto y la sensación física de fumar.

Son promocionados por sus fabricantes como “cigarrillos que sustituyen al tabaco y reducen su efecto nocivo, ya que no involucra ninguno de los 4,000 químicos, 60 cancerígenos y más de 500 tóxicos, del cigarrillo corriente; producen un vapor que se disipa rápidamente sin dejar olores, por lo tanto, permitidos para uso en espacios públicos donde no se puede fumar”.

Ante su aparición muchos fumadores creyeron encontrar una solución o alternativa para su adicción, pero estos cigarrillos electrónicos no han parado de cosechar críticas por parte de médicos, sociedades científicas y organizaciones sanitarias.

Las críticas van desde contener sustancias tan nocivas para la salud como las de los cigarrillos convencionales, hasta promocionarse como tratamientos de cesación del tabaco, cuando no hay evidencias científicas al respecto.

En el 2008 el Grupo de Regulación de Productos de Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluía en que no existe evidencia de la efectividad a los efectos de dejar de fumar, ni de su seguridad en cuanto a lo que puede producir o no en el organismo; posteriormente la OMS, el Departamento de Salud de Canadá y la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos, realizaron estudios en estos cigarrillos y encontraron elementos carcinogénicos (que producen cáncer) como la nitrosamina y toxinas como etilenglicol, un ingrediente usado como anticongelante. En cuanto a aquellos e-cigarettes que dicen no contener nicotina, estudios de la FDA hallaron distintas concentraciones de esa sustancia en los mismos.

Por todo ello, las instituciones recomiendan que no se los expenda como productos de tabaco sino como dispositivos que entregan nicotina, los cuales deben ser regulados por organismos como la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) en Argentina, que a través de un comunicado en Julio de 2010 desaconsejaba su uso y mediante la Disposición Nº 3226/11 en Mayo de 2011, prohíbe la importación, distribución, comercialización e incluso la publicidad de los dispositivos electrónicos, medida que se extiende a todo tipo de accesorio para el sistema mencionado, como los cartuchos que contienen nicotina”, fundamentado en que estos dispositivos no han presentado hasta el momento evidencias científicas de su eficacia y seguridad, nunca se han sometido a ensayos clínicos que demuestren sus beneficios por sobre sus riesgos y además al simular el acto de fumar, el cigarrillo electrónico no contribuye a que los fumadores abandonen el hábito.

Pasaron más de treinta años desde que Ferno llevó los chicles de nicotina al mercado en 1978, y pocas han sido las drogas que fueron autorizadas para el tratamiento del tabaquismo desde entonces.

Es bienvenida la llegada de nuevos productos, nuevas soluciones, pero siempre con el soporte científico de seguridad, efectividad y beneficios, no solo para quienes fuman sino también para todos aquellos que no lo hacemos.

Como siempre, consultar con un especialista o equipo formado, entrenado y actualizado en tratamiento para dejar de fumar disipará dudas y propondrá alternativas eficaces y seguras.

 

Compartí

  • -
  • -
5 comentarios
  1. arielsils dijo:

    hola soy de mar del plata buen blog
    el cigarrillo hace mal

  2. Pingback El tabaco y sus efectos | Grupo Gamma

  3. Pingback Cigarrillo Electrónico: Bajale el pulgar | Grupo Gamma

  4. Buen dia , me presento , soy medica cardiologa , y me interesa mucho el tema de e-cigarette , por 2 motivos especificos , el primero es porque lo utilizo desde hace unos meses , y he dejado de fumar cigarrillos convencionales (20 / 10 años), conozco las grandes divergencias que existen , pero tengo entendido que los componentes del e -cig son propilenglicol , glicerina , agua destilada , esencias varias y nicotina en concentraciones de 18 mg /ml hasta 0 . Mi pregunta es si estos compuestos contienen todos esos elementos cancerigenos que el Dr a detallado , o si estan presentes en estos liquidos y esto no se difunde. Agradeceria su respuesta ya que solo valoro los aportes de la medicina basada en la evidencia. ATTE Dra Ana Maria Budetta mn 63604 mp 221793

    • Grupo Gamma dijo:

      Estimada Ana María,
      Antes que nada le agradecemos se haya contactado con nosotros, Grupo Gamma.
      Hemos retransmitido su inquietud al Dr. Germán Arce quien nos ha manifestado lo siguiente:
      “Primero y antes que nada gracias por leer, interesarte y consultar acerca de este tema. Yendo directamente a tus dudas:
      1- El e-cigarrette a la fecha no es considerado un método terapéutico en el cese de tabaco (aunque existan dentro de los distintos especialistas que manejan tabaco algunos que no son tan detractores y algún fin positivo como herramienta en el tratamiento integral rescatan).
      2- En general, ingresan como dispositivos electrónicos y/o tecnología y no como equipamiento de salud, así saltean a la ANMAT (en Argentina) y organismos de salud (en otros países). Por eso los encontrás sin el aval científico de entidades locales e internacionales.
      3- Carecen de respaldo científico en seguridad y eficacia (por nombrar algunos end point a considerar en dispositivos de este tipo) y si encontrás algún trabajo que los “avale” siempre están las grandes tabacaleras respaldando dichos trabajos.
      4- También, se dice que hay pocos trabajos que digan que no sirven, pero a esta altura ya son varios (y de los rigurosamente efectuados o que cumplen con estándares mínimos de aceptabilidad), que han demostrado que el hábito o la dependencia conductual (una de las que genera el tabaco y a mi juicio la más difícil de controlar) no se modifica o combate, que en las recaídas se fuma más.
      5- Estos mismos estudios son los que también demostraron que cartuchos de e-cigarette que decían no contener nicotina, la tenían, como así también otras sustancias no declaradas y potencialmente cancerígenas o dañinas de alguna forma.
      6- Esto último origina que sea conveniente que ingresen sin valoraciones del sector salud.

      Espero haber contestado satisfactoriamente y haber aclarado las dudas que mis artículos te pueden haber generado, por supuesto que esto es algo muy escueto y que hay muchísimos papeles que describen mejor y con mayor amplitud la realidad de los e-cigarrette.”

      Desde ya quedamos a su disposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo eléctronico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un *

Alentamos su participación a través de los comentarios en nuestro blog. De todos modos, no podemos brindar una opinión médica de un caso en particular, sin una consulta personal con un profesional que analice al paciente. Si usted tiene preguntas relacionadas con síntomas específicos, le recomendamos solicitar un turno con un especialista.

Descubrí nuestra Red Integrada de Salud

Suscribite a nuestro Newsletter

Y recibí las últimas novedades de salud. Sentí Grupo Gamma.

Seguinos en las redes sociales

Nuestras certificaciones de calidad

Nuestra unidades prestacionales Sanatorio Los Arroyos, Instituto Gamma y Terapia Radiante Cumbres, cuentan con la certificación en calidad Norma IRAM | ISO 9001.2008.
Laboratorio Gammalab participa en los Programas de control de calidad externa en la Fundación Bioquímica Argentina.
Laboratorio Gammalab, participa del Programa internacional Buenos Aires de Aseguramiento Externo de Calidad en análisis clínicos. CEMIC.
Laboratorio Gammalab participa del Control de calidad externo de la Sociedad Argentina de Genética Forense.
El Centro de Medicina Reproductiva de Grupo Gamma cuenta con la acreditación plena de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva (SAMER).